Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Retiran imágenes de Chávez de sede del congreso

Algunos retratos habían sido retiradas el martes, este día quitaron las últimas imágenes 

Retiran imágenes de Chávez de sede del congreso

Retiran imágenes de Chávez de sede del congreso  | Foto por elsalv

Como signo de un nuevo tiempo en que por primera vez en 17 años el oficialismo es minorí­a en la Asamblea Nacional de Venezuela, los retratos del ahora fallecido presidente Hugo Chávez que tapizaban las paredes y otros espacios de la sede del Legislativo fueron desmontados el miércoles, una acción que sus adversarios consideraron apropiada y que sus simpatizantes juzgaron como una ofensa a su memoria.

La figura de Chávez, en vida y todaví­a después de su muerte el 5 de marzo de 2013, provoca sentimientos intensos de amor y odio casi por igual en esta nación sudamericana amargamente dividida por la polí­tica.

Casi tres años después de su muerte, Chávez sigue vigente en la memoria de los venezolanos en buena medida gracias a una sofisticada campaña gubernamental que le rinde culto valiéndose de carteles, pinturas en calles y avenidas, camisetas y la difusión de su voz dando instrucciones sobre los más variados temas y hasta cantando el himno nacional en actos oficiales.

A semejanza de otras sedes públicas, en cualquier espacio en la sede de la Asamblea Nacional, la imagen de Chávez estaba presente.

Incluso después de su fallecimiento se dispuso que un retrato gigante del ex mandatario tuviese un sitio de honor en el majestuoso salón de sesiones del Legislativo. Eso cambio justo antes del acto de instalación de la nueva Asamblea en la ví­spera.

El martes, entre las novedades que exhibió el salón de sesiones, se destacó la ausencia de los cuadros del Libertador Simón Bolí­var y de Chávez, que estaban en el podio de los oradores, que fueron retirados por la antigua administración, indicó a la AP en la ví­spera el diputado opositor Edgar Zambrano.

El resto de las numerosas fotografí­as de Chávez — lí­der fundador de la revolución bolivariana, como llamaba a su proyecto polí­tico— fueron retiradas el miércoles de los otros diferentes ambientes de la Asamblea y se almacenaron en otro lugar por orden de la nueva directiva del congreso, dominada ahora por la oposición.

Ví­ctor Clark, diputado oficialista y ex ministro de la Juventud, rechazó el retiro de las imágenes y lamentó que "apenas en el primer dí­a de instalada el perí­odo de sesiones y la junta directiva... lo que estamos viendo es como pretenden desconocer, desalojar, retirar, sacar, cualquier imagen... que son patrimonio está Asamblea".

"La historia también es que esta Asamblea Nacional ha tenido durante 15 , 16 años distintas etapas de protagonismo, y ese hombre que está ahí­ (señalando una imagen de Chávez), no es para que precisamente nosotros permitamos que lo mancillen, que lo ofendan o que pretendan sacarlo así­, como un coroto viejo", dijo Clark a The Associated Press.

"Se equivocan, es el irrespeto más grande que le harí­an a un pueblo, que dí­a a dí­a le va a ir creciendo en la calle y les va a ir diciendo con dignidad, haciéndolo respetar", agregó.

El diputado opositor, Ismael Garcí­a, por su parte, consideró que "las instituciones del paí­s, poco a poco tienen que ir acomodándose a lo que está en la Constitución, todas, la Fiscalí­a en algún momento tendrá que servirle a toda la sociedad, no a un sector de la sociedad, los tribunales", entre otros poderes del Estado, cuyos miembros son vistos generalmente como cercanos al oficialismo.

"La Asamblea es un poder autónomo, eso es una decisión de la junta directiva (sacar las fotografí­as), pero, igual como ahí­ no deben haber fotos de (los expresidentes) Carlos Andrés Pérez, de (Jaime) Lusinchi, de (Rafael Caldera, no debe haber fotos de nadie, de ningún presidente, porque forma parte de una parcialidad polí­tica", agregó.

El oficialismo, que por tres lustros habí­a dominado el Congreso con amplia mayorí­a, debe manejarse desde el 5 de enero con 54 diputados.
En el acto de instalación del nuevo Legislativo el martes, la oposición juramentó 109 diputados que le garantizaban el control de la Asamblea Nacional. El Tribunal Supremo de Justicia suspendió la semana pasada la juramentación a tres diputados opositores y uno del oficialismo, sin embargo el miércoles se ignoró esa decisión y los legisladores opositores los juramentaron.

Como reflejo de los cambios que parecen avecinarse en el Congreso, en la ví­spera también por primera vez en años se permitió que los periodistas asistieran a la sesión de la Asamblea.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación