Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rescatan a 386 menores víctimas de abuso sexual

Según las autoridades, los niños que eran abusados tienen edades comprendidas entre los dos años y la adolescencia

Un agente de la Guardia Civil española revisa el material pedófilo encontrado en un ordenador decomisado de la red de pornografía infantil. foto edh / internet

Un agente de la Guardia Civil española revisa el material pedófilo encontrado en un ordenador decomisado de la red de pornografía infantil. foto edh / internet

Un agente de la Guardia Civil española revisa el material pedófilo encontrado en un ordenador decomisado de la red de pornografía infantil. foto edh / internet

CANADÁ. La policía de Toronto anunció ayer la detención de 348 personas en varios países y el rescate de 386 víctimas, en relación con una red internacional de pornografía infantil y abuso sexual basada en la distribución de videos a través del correo y de Internet.

Estas operaciones han sido efectuadas tras una investigación de tres años en la que colaboraron autoridades de Estados Unidos, Australia, México, Hong Kong, Noruega, Irlanda, Grecia y Gibraltar.

Las autoridades canadienses han presentado dos docenas de cargos contra el propietario de una compañía de Toronto, Brian Way, por fabricar, poseer, distribuir, exportar y vender imágenes explícitas de niños de edades comprendidas entre los dos años y la adolescencia, dijo la inspectora de policía de Toronto, Joanna Beaven-Desjardins.

Los cientos de miles de imágenes halladas muestran "actos horribles de abuso sexual, algunos de los peores (que los policías) han visto nunca", señaló Beaven-Desjardins a los periodistas, según informó el diario Toronto Star.

La investigación se ha cerrado con 108 arrestos en Canadá, 76 en Estados Unidos y más de 150 en otros países.

En España, la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional contribuyó a la pesquisa llamada "Operación Espada", que resultó en la investigación de 42 sospechosos y el rescate de 19 niños, señaló en la conferencia de prensa el inspector jefe de la policía española, Luis García.

"Este es un crimen que está escondido, y que sin este tipo de investigación no puede salir a la luz. Podemos encontrar abusos flagrantes que nunca habríamos hallado de otra forma", explicó García.

La investigación comenzó en octubre de 2010 con las sospechas de la policía de Toronto sobre la compañía local Azovfilms.com, que cesó sus operaciones en 2011 y que era propiedad de Brian Way, de 41 años.

Según la policía, los videos fueron editados, empaquetados y vendidos desde el almacén de Way en la ciudad canadiense, si bien las imágenes se filmaban en muchas otras localizaciones del mundo.

"Este caso realmente ha desafiado a la gente a reconsiderar lo que el nudismo y la exposición infantil son", dijo la detective Lisa Belanger.

Durante los últimos tres años, investigadores de todo el mundo han seguido la pista de los sospechosos de fabricar y distribuir la pornografía infantil y sus clientes, a raíz de las más de mil pruebas que hallaron durante la redada a la empresa y residencia de Way en 2011.

De acuerdo con las autoridades, Azovfilms.com era un sitio web sofisticado, con una interfaz similar a la del popular portal de ventas Amazon en la que los clientes podían acceder a listas de "los 10 mejores" o leer críticas de otros usuarios.

Los clientes podían pagar con tarjeta de crédito y se les aseguraba que ningún filme de los vendidos allí violaba la ley canadiense o estadounidense, según el "Toronto Star".

Las autoridades canadienses han declarado que Brian Way "pagaba a diversas personas por grabar a niños con el propósito de crear películas para vender en su web".

La página Azovfilms.com le reportaba supuestamente 4,000,000 dólares canadienses (unos $3,810,612.25) al año.

La policía intervino 45 terabytes de datos y, a partir de ellos, rastreó a los clientes de la web.

A medida que la policía investigaba las actividades de los sospechosos descubrieron que muchos simplemente no sólo habían comprado las imágenes de pornografía infantil y videos, sino que también participaron activamente en el abuso de los niños.

Según el Toronto Star, en EE.UU., los detenidos son agentes de policía, un pediatra de alto perfil, maestros, directores y entrenadores y un líder de los Boy Scouts.

"A los investigadores les preocupa la cantidad de personas (arrestadas) que tienen contacto cercano con niños. Los arrestos incluyen a 40 profesores de escuela, nueve doctores y enfermeros, además de 32 personas que hacían trabajos voluntarios con niños, seis funcionarios de la ley, nueve pastores o sacerdotes, y tres padres adoptivos", dijo Beaven-Desjardin.

Los productores de las cintas pornográficas de la compañía ahora extinta fueron condenados en sus respectivos países, detalló Beaven-Desjardins. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación