Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Republicanos estancan aval a fondos pedidos por Obama

Mientras en Europa se recorta drásticamente el gasto público en el país no dan importancia a la austeridad

Juan Orlando Hernández conversa con Luis Alberto Moreno, tras la reunión en la sede del BID. foto edh / Tomás Guevara

Juan Orlando Hernández conversa con Luis Alberto Moreno, tras la reunión en la sede del BID. foto edh / Tomás Guevara

Juan Orlando Hernández conversa con Luis Alberto Moreno, tras la reunión en la sede del BID. foto edh / Tomás Guevara

WASHINGTON. La confrontación entre la Cámara de Representantes -controlada por los republicanos- y el Senado -con mayoría demócrata- incrementó ayer el riesgo de que no se logre un compromiso antes del receso legislativo de verano, que comenzará al final de la semana próxima, para avalar los fondos solicitados por el presidente Barack Obama.

"Al igual que pasó con la reforma migratoria, la sustancial petición de fondos, 3,700 millones de dólares, que ha solicitado el presidente al Congreso, para hacer frente a la crisis en la frontera, tanto en clave interna como con ayudas extras a los países centroamericanos ($300 millones), está estancada en un Capitolio, donde los republicanos exigen durísimas condiciones para dar su visto bueno a la partida", publicó el diario El País.

Destacó que el escollo es el tiempo, porque en agosto el Congreso se va de vacaciones y a su regreso, las inminentes elecciones parlamentarias de noviembre harán más difícil, aún, el debate de una cuestión políticamente tan encendida.

Ante el estancamiento de los fondos, Obama envió un mensaje a la oposición republicana en el Congreso: "Espero que (el presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner y los republicanos) no se vayan de vacaciones sin hacer algo para resolver este problema".

Si no avalan los recursos, eso podría significar que las agencias a cargo de la seguridad de la frontera con México y del cuidado de los niños inmigrantes, terminen ahorrando en otras operaciones hasta que el Congreso y la Casa Blanca puedan acordar un financiamiento de emergencia en septiembre.

Aunque los congresistas republicanos se reunieron a puertas cerradas, ayer, para tratar de elaborar un plan para ser votado por la Cámara de Representantes, la semana que viene, antes del inicio de las cinco semanas de receso, la reunión no arrojó un resultado cierto sobre cómo responder al pedido de Obama.

El Gobierno dice que el dinero urge para afrontar la situación de decenas de miles de niños centroamericanos.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación