Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Renuncia vicepresidenta ejecutiva de Globovisión

La periodista llegó al canal bajo la nueva administración chavista

Alba Revenga, quien es conocida como una veterana en los medios de comunicación venezolanos, no llegó a cumplir un mes en el cargo. foto edh / internet

Alba Revenga, quien es conocida como una veterana en los medios de comunicación venezolanos, no llegó a cumplir un mes en el cargo. foto edh / internet

Alba Revenga, quien es conocida como una veterana en los medios de comunicación venezolanos, no llegó a cumplir un mes en el cargo. foto edh / internet

VENEZUELA. La vicepresidenta ejecutiva de Globovisión, Alba Revenga, confirmó su renuncia al canal. "Solo confirmo que decidí salir, no es un rumor, esta vez sí es verdad y no tengo idea de cómo queda la estructura del canal a partir de ahora", dijo revista Producto.

Los rumores sobre su renuncia habían circulado desde el fin de semana antepasado. Revenga entró a Globovisión en mayo, como líder de un grupo de asesores externos, y asumió la vicepresidencia a finales de julio. A principios de agosto, declaró a El Nacional que veía su incorporación a la señal como una evolución natural.

Aún se desconoce si el equipo de consultores que llegó junto con ella al canal, integrado por Óscar Silva, Adriana Carrillo y Daniel Betancourt, también saldrá de la televisora. Tampoco se sabe cómo quedarán los planes que Revenga tenía para Globovisión.

La salida de Revenga se suma a la de otras figuras clave de la señal. El pasado 20 de agosto, un grupo de periodistas que renunciaron de forma masiva al medio, emitieron un comunicado para explicar los motivos que los alejaron de la nueva línea editorial del canal de la Florida. En el mismo, alertaron sobre la censura y la salida del aire de los programas con corte comunitario, para evitar las denuncias públicas.

Los periodistas expresaron, "Globovisión es moral, ética y periodísticamente inviable".

Recientemente se conoció también que el programa Sin Naim, conducido por Moises Naím se suma a la lista de la parrilla que sale del aire. La última emisión será esta semana.

El canal, que se observa en señal abierta en Caracas y la cercana Valencia y por cable en el interior, fue vendido en mayo por la familia Zuloaga -opositora del chavismo y que acumula sanciones y demandas- a un grupo de empresarios del sector bursátil y de seguros. Revenga estuvo al frente del grupo de asesores de la nueva Junta Directiva de Globovisión.

Sectores opositores y algunos analistas han señalado que los nuevos propietarios estarían ligados al gobierno y de ahí el cambio de la línea editorial del medio, última gran trinchera mediática de la oposición.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación