Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Renuncia viceministro brasileño acusado de corrupción

Según la Policía Federal, el funcionario era parte de un grupo criminal habría desviado cerca de 175 millones de dólares de fondos públicos.

El viceministro de Trabajo de Brasil, Paulo Roberto Pinto, acusado de participar en una red de corrupción. foto edh / internet

El viceministro de Trabajo de Brasil, Paulo Roberto Pinto, acusado de participar en una red de corrupción. foto edh / internet

El viceministro de Trabajo de Brasil, Paulo Roberto Pinto, acusado de participar en una red de corrupción. foto edh / internet

BRASILIA. El viceministro de Trabajo de Brasil, Paulo Roberto Pinto, dimitió ayer tras ser implicado por la policía en una red de corruptelas que habría desviado 400 millones de reales ($174 millones) de dinero público.

El anuncio de la renuncia de Pinto fue hecho por el titular del despacho de Trabajo, Manoel Dias, quien dijo que el funcionario le comunicó esa decisión tras una reunión en la que fue analizado el caso.

La red que supuestamente operaba en el Ministerio de Trabajo fue descubierta por la Policía Federal, la cual ha explicado que se valía de fraudes en licitaciones adjudicadas en forma irregular a empresas que nunca prestaban los servicios contratados o los cumplían, pero con precios muchos más elevados de los acordados.

Por este asunto ya fueron detenidas 23 personas y el lunes fue citado a declarar ante la policía Pinto, quien negó toda responsabilidad, pero aún así permanece entre las personas investigadas.

Además de informar sobre la renuncia de Pinto, el Ministerio del Trabajo también destituyó al coordinador de Contratos de ese ministerio Geraldo Riesenbeck y al asesor Anderson Brito Pereira, quien trabajaba en el gabinete del ministro Manoel Dias.

Como parte de las investigaciones se incautaron varios vehículos, una aeronave, documentación de una institución de fachada utilizada para obtener contratos fraudulentos con el ministerio, joyas, relojes, drogas y dinero en efectivo.

En diciembre de 2011, un escándalo de fraudes con licitaciones similar al denunciado ahora le costó el cargo al entonces ministro de Trabajo, Carlos Lupi, quien se vio obligado a dimitir. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación