Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Renuncia el candidato de la derecha en Chile

La alianza oficialista se reúne hoy para elegir al remplazo; dejan vía libre a expresidenta Bachelet

El candidato oficialista Pablo Longueira decidió abandonar la carrera presidencial. foto edh / efe

El candidato oficialista Pablo Longueira decidió abandonar la carrera presidencial. foto edh / efe

El candidato oficialista Pablo Longueira decidió abandonar la carrera presidencial. foto edh / efe

SANTIAGO DE CHILE. El candidato presidencial oficialista Pablo Longueira renunció sorpresivamente ayer por causa de una depresión, informaron su hijo Juan Pablo y el jefe de campaña, Joaquín Lavín.

El hijo mayor de Longueira informó que su padre, de 54 años, estaba afectado por un "una depresión", y Lavín confirmó el retiro de la carrera presidencial del líder político, abanderado de la coalición de gobierno del presidente Sebastián Piñera.

La renuncia se produce a sólo cuatro meses de las elecciones presidenciales y legislativas del 17 de noviembre, donde la candidata de la oposición de centroizquierda es la ex mandataria Michelle Bachelet, 2006-2010, quien figura con las mejores opciones de ganar, según coinciden las encuestas.

Patricio Melero, presidente de la ultraderechista Unión Demócrata Independiente (UDI), en la que milita Longueira, respaldó la decisión del candidato y dijo que se reunirán hoy por la tarde para designar a su sucesor.

"Con valentía, una vez conocida la enfermedad que lo aqueja, y considerando la opinión de los médicos, tomó una decisión que pone los intereses del país por encima de cualquier otra consideración", añadió Melero.

Recordó que la ley establece que los partidos que han participado en la elección primaria quedan liberados para nombrar al nuevo candidato, "en forma individual o en pacto electoral".

La UDI y la centroderechista Renovación Nacional (RN) forman una alianza política desde hace más de 20 años, y así se presentaron en las primarias del 30 de junio, donde Longueira se impuso ante el centroderechista Andrés Allamand.

La renuncia de Longueira deja en un difícil pie a la derecha chilena, que entra en una carrera contra el tiempo para encontrar un candidato que pueda enfrentarse a Bachelet.

Según la ley vigente, cualquiera de los dos partidos del pacto electoral derechista podría designar a un reemplazante, ya que con la renuncia de Longueira, desapareció el carácter de vinculante de las primarias de junio, que los obligaba a correr juntos la carrera presidencial hasta noviembre. También podrían nombrar a un hombre de consenso.

El exministro Laurence Golborne, quien renunció a finales de abril a la candidatura presidencial en nombre de la UDI y cedió el lugar a Longueira, rehusó contestar a la pregunta de si estaría dispuesto a asumir la candidatura vacante. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación