Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Papa Francisco en Kenia:

La religión no debe ser usada “para justificar el odio y la violencia”

El Pontífice viajará hoy a Uganda y el domingo 29 a la República Centroafricana. Regresa a Roma el lunes 30 

El Papa (der) en el encuentro de ayer con los líderes de todas las religiones, en la Escuela Santa María, en Nairobi.

El Papa (der.) en el encuentro de ayer con los líderes de todas las religiones, en la Escuela Santa María, en Nairobi. | Foto por Agencia AP

El Papa (der) en el encuentro de ayer con los líderes de todas las religiones, en la Escuela Santa María, en Nairobi.

KENIA. El Papa Francisco denunció ayer en Nairobi la radicalización de jóvenes que se volvieron “extremistas” para cometer “ataques bárbaros” injustificables en nombre de Dios, llamando a musulmanes, protestantes y católicos a resistir juntos.

“Nuestra convicción común es que el Dios al que buscamos servir es un Dios de paz. Su santo nombre no puede ser empleado nunca para justificar el odio y la violencia”, dijo.

Francisco hizo estas declaraciones en la embajada de la Santa Sede de Nairobi, en presencia de representantes de las Iglesias anglicana, luterana, metodista, pentecostal, y dirigentes del islam y de religiones animistas.

El Papa está desde el miércoles en Kenia, primera etapa de su gira africana.

“Sé lo vivo que está en ustedes el recuerdo que dejaron los ataques bárbaros en el centro comercial de Westgate (de Nairobi), en la Universidad de Garissa (este) y en Mandera (noreste)”, dijo en alusión a los sangrientos atentados perpetrados en Kenia por los islamistas somalíes shebab en los últimos dos años.

“Hay jóvenes que se han vuelto extremistas en nombre de la religión para sembrar la discordia y el miedo, y para hacer pedazos el tejido de nuestra sociedad”, continuó el Papa argentino, casi dos semanas después de los atentados de París cometidos por jóvenes musulmanes radicalizados.

Por esta razón, “el diálogo ecuménico e interreligioso no es un lujo, no es opcional, es algo que nuestro mundo, herido por los conflictos, necesita todavía más”, dijo, “reafirmando el compromiso” de la Iglesia Católica con este diálogo.

“En un mundo cada vez más interdependiente, vemos siempre con mayor claridad la necesidad de una mutua comprensión interreligiosa, de amistad y colaboración  para la defensa de la dignidad” y el derecho de los pueblos a “vivir en libertad y felicidad”, argumentó. 

En este sentido, recordó que este año se celebra el quincuagésimo aniversario de la clausura del Concilio Vaticano II, en el que la Iglesia católica se ha comprometido con el diálogo ecuménico e interreligioso al servicio de la comprensión y la amistad. 

En nombre de los musulmanes, Abdulghafur el Busaiyn, presidente del Consejo Supremo de Musulmanes Kenianos, exhortó a: “Como pueblo de un solo Dios, nosotros (cristianos y musulmanes), hagamos frente y estemos unidos” ante los desafíos actuales.

El arzobispo anglicano Eliud Wabukala condenó, por su parte, el “colonialismo ideológico de los estilos de vida secularizados” importados de Occidente, y denunció que los atentados recientes en Kenia “amenazan la coexistencia pacífica y la integración” entre comunidades en el país.

Después de ese encuentro, Jorge Bergoglio celebró una misa ante 300,000 personas (según estimaciones de la prensa local), en el campus de la universidad de Nairobi.

Los fieles recibieron con cantos y danzas al pontífice argentino, de 78 años, que llegó en papamóvil. “Bailan con todos los músculos de su cuerpo”, comentó admirativo a sus asesores.

Algunos feligreses llegaron al campus a las dos de la mañana, a pesar de las lluvias torrenciales que se abatieron sobre la ciudad durante la madrugada. Para muchos, se trataba de “un momento histórico” que no querían perderse.

Con demasiada frecuencia, se radicaliza a los jóvenes en nombre de la religión para sembrar la discordia y el miedo
Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación