Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Régimen sirio mata a unas 93 personas

Lanzó ataque aéreo contra la ciudad de Alepo

La fotografía, difundida por la oposición, muestra a un hombre que porta en brazos a su hijo muerto. foto edh / AP

La fotografía, difundida por la oposición, muestra a un hombre que porta en brazos a su hijo muerto. foto edh / AP

La fotografía, difundida por la oposición, muestra a un hombre que porta en brazos a su hijo muerto. foto edh / AP

SIRIA. El dictador Bashar el Asad ordenó un ataque sin piedad contra los barrios rebeldes de Alepo.

El principal bastión de la oposición ha sufrido los bombardeos más violentos en meses, con barriles cargados de explosivos lanzados desde helicópteros, que han causado unos 93 de muertos y de estos 28 son niños.

Entre las víctimas mortales figuran, también, cuatro mujeres y una joven de 18 años, según el último recuento del Observatorio, con sede en Londres y una amplia red de activistas sobre el terreno.

La ONG y militantes aseguran que el régimen de Bashar al Assad utiliza en su guerra contra los insurgentes "barriles de explosivos" fabricados en metal, con una capa de cemento en su interior y llenos de TNT que lanzan desde helicópteros y aviones militares.

Estos barriles no cuentan con un sistema de guía, por lo que son menos precisos y, con ello, "consiguen un máximo de destrucción y de muertos", explicó el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Una fuente de seguridad del régimen sirio precisó a medios internacionales que el Ejército prefiere utilizar estos barriles porque son más baratos que los misiles, que se importan de Rusia.

Alepo se ha visto fuertemente golpeada por los combates entre las tropas leales al régimen y los rebeldes desde el verano de 2012. Los barrios occidentales están mayoritariamente controlados por el régimen de Damasco, y los sectores orientales, por los rebeldes.

En respuesta, varias facciones rebeldes advirtieron de que todos los centros militares y de seguridad del régimen son blanco de sus ataques y dieron 24 horas a los civiles para salir de esas zonas.

También la destacada Brigada de los Libres del Sham amenazó con bombardear con proyectiles las ciudades de Nobl y Al Zahra, de mayoría chií, si continúa el ataque contra Alepo.

Según la ONU, más de 100,000 personas han muerto en Siria desde el inicio del conflicto en marzo de 2011, cifra que el Observatorio elevó recientemente a más de 125.000 fallecidos.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación