Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos

Refugiados, armas y Obama dominan sexto debate republicano

Se enfrentarán de nuevo el 28 de enero en Iowa. Los demócratas tendrán su último debate el domingo

Los candidatos del Partido Republicano a hacerse con la nominación a la presidencia de EE.UU. durante su penúltimo debate, ayer.

Los candidatos del Partido Republicano a hacerse con la nominación a la presidencia de EE.UU. durante su penúltimo debate, ayer.  | Foto por www.foxbusiness.com

Los candidatos del Partido Republicano a hacerse con la nominación a la presidencia de EE.UU. durante su penúltimo debate, ayer. 

CAROLINA DEL SUR. Ayer se realizó el sexto debate entre precandidatos republicanos a la presidencia, a sólo dos semanas de que se realicen las primeras elecciones primarias.

El multimillonario Donald Trump y el senador de Texas Ted Cruz ocuparon el centro del escenario. Trump y Cruz se han enfrascado en una lucha por el primer lugar de preferencias rumbo a las primarias de Iowa del 1 de febrero.

Los otros cinco precandidatos en el debate transmitido en horario estelar fueron: el senador de Florida, Marco Rubio; el gobernador de Ohio, John Kasich; el gobernador de New Jersey, Chris Christie; el exgobernador de Florida Jeb Bush, y el neurocirujano retirado Ben Carson.

En el inicio de las preguntas de los panelistas, Ted Cruz criticó duramente al presidente, Barack Obama, por la detención de 10 militares norteamericanos por parte del régimen iraní en aguas del Golfo Pérsico: “Estamos horrorizados en ver a nuestros marinos arrodillados”.

Por su parte, Christie aseguró que “tenemos que fortalecer nuestras alianzas en todo el mundo. Tenemos que asegurarnos de que nuestros adversarios entiendan los límites de nuestra paciencia”.

Jeb Bush se sumó a las críticas y remarcó que “se requiere el liderazgo de Estados Unidos en el mundo” si se quiere lograr “la paz”. Además, aclaró que en su discurso del Estado de la Unión, Obama vio un “universo alternativo”. “Hillary Clinton sería un desastre para la seguridad nacional, todos en este escenario somos mejores que ella”, dijo.

“Nuestro país es un desastre, no podemos dejar a todas estas personas en Estados Unidos”, arremetió Donald Trump al referirse a la llegada de refugiados sirios y la crisis económica.

Mientras que el senador  Rubio repudió la política exterior de la Administración Obama y prometió derrotar al Estado Islámico si es elegido. “Este presidente está socavando nuestras fuerzas armadas, está socavando nuestra posición en el mundo”, dijo, y añadió: “No podemos darnos el lujo de tener un presidente de los Estados Unidos que apoya el control de armas”.

Luego de las presentaciones, el senador Cruz salió a pegarle fuertemente a Donald Trump al decir que no puede hablar del tema de la ciudadanía ya que “la madre de Trump nació en Escocia”.

A lo que el magnate le respondió: “En las encuestas estás abajo mío”.

Mientras que el neurocirujano Ben Carson intentó poner paños fríos a los cruces entre los precandidatos republicanos y analizó: “Si nos dañamos entre nosotros mismos y perdemos la próxima elección, esta nación habrá terminado a como la conocemos”.

“No muchos conservadores vienen de Manhattan”, le dijo Cruz en otro pasaje del debate a Trump.

El control de armas

El ex gobernador de Florida, Jeb Bush, indicó que “no necesitamos añadir nuevas reglas, tenemos que asegurarnos de que el FBI hace su trabajo. El primer impulso de Barack Obama y Hillary Clinton es tomar los derechos de los ciudadanos”.

Mientras que Donald Trump defendió la Segunda Enmienda y añadió “las armas no aprietan el gatillo, es la gente. Tenemos un problema enorme de la salud mental en este país”.

Por su parte,  Rubio también se mostró a favor de esa postura: “La segunda enmienda no es una opción, es un derecho constitucional. Este presidente la ha tratado de socavar. Estoy convencido que si él podría confiscar todas las armas en Estados Unidos, lo haría”.

“No creo que los fundadores pusieron a la segunda enmienda como número dos por accidente”, añadió Chris Christie.

Situación migratoria y  Estado Islámico

El neurocirujano Ben Carson explicó que “esta administración no reconoce lo serio que el es tema del Estado Islámico. Tenemos que preguntarle a nuestros militares qué es lo que necesitan para hacer el trabajo. Tenemos que cerrarles las vías de suministros y atacarlos”.

Mientras que Christie hizo referencia a la posición del actual presidente sirio: “Assad mató a 250.000 personas de su pueblo y este presidente no hizo nada. Ahora tenemos a los rusos e iraníes luchando juntos, no contra EI, sino para Assad. No va a haber paz en Siria con Assad”.

“Los sirios deben quedarse en Siria, no ir a Europa”, añadió.

Por su parte, el magnate Donald Trump reafirmó su posición para detener la inmigración: “Muchos amigos musulmanes me han llamado para agradecerme, con esto llegaremos al fondo del asunto. No podemos ser el país estupido que mira todo el mundo”.

A lo que Jeb Bush salió a cruzarlo: “Tenemos que hacer esto con unidad del mundo árabe, no podemos ser siempre la policía del mundo, tenemos que reconocer que hay gente infiltrada entre los refugiados, pero ¿todos los musulmanes?”, al hacer referencia a la postura de Trump quien en su campaña llamó a prohibirlos temporalmente.

“Yo quiero seguridad para nuestro país. Tenemos un serio problema con el radicalismo, es un problema en todo el mundo”, se defendió Trump.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación