Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Raqa, califato de Estado Islámico bajo ataques

Es una provincia siria controlada por los yihadistas

La coalición que lidera los Estados Unidos ha completado ya una semana de ataques en Siria para detener el avance del grupo Estado Islámico. foto edh /

La coalición que lidera los Estados Unidos ha completado ya una semana de ataques en Siria para detener el avance del grupo Estado Islámico. foto edh /

La coalición que lidera los Estados Unidos ha completado ya una semana de ataques en Siria para detener el avance del grupo Estado Islámico. foto edh /

SIRIA. La primera semana de bombardeos por mar y aire por parte de la alianza que lidera Estados Unidos ha golpeado los santuarios yihadistas en Siria y el más importante es Raqa, de donde los civiles huyen sin tener muy claro a dónde, consignó en su edición electrónica el periódico español ABC.

Esta ciudad tenía 200,000 habitantes antes de la guerra y en marzo de 2013 se convirtió en la primera capital de provincia siria sin presencia del régimen.

"Los variopintos grupos armados de la oposición derribaron la enorme estatua de Hafez al Assad (padre del actual presidente, Bashar) en la plaza central y llenaron el hueco político dejado por las autoridades de Damasco. Pero la convivencia duró hasta enero de 2014, cuando el EI dio un golpe de autoridad y se erigió en la única fuerza. Desde entonces, los yihadistas han instaurado el tipo de régimen islámico que quiere implantar en el actual autoproclamado califato y que incluye al menos tres provincias de Siria y cuatro de Iraq, un régimen que es una versión actualizada del Afganistán de los talibanes", reseña el periodista Mikel Ayestarán del rotativo español.

El activista Abu Ibrahim, citado por el periódico, narra que el reloj se paró en enero y Raqa retrocedió "a los tiempos de Mahoma" tras la implantación de la versión más radical de la sharia por un grupo en el que se mezclan combatientes extranjeros y sirios que dejan sus milicias locales para sumarse a la bandera negra. La mayoría de extranjeros vienen de Irak y Túnez, según Ibrahim, cuenta ABC.

"Es más que un grupo insurgente que se esconde en las montañas. El tamaño y el alcance de sus conquistas territoriales y el número de sus combatientes (31,000 según la CIA), apoyan esa idea, pero además intenta gobernar. Ha creado un sistema en las ciudades bajo su control, en Raqa primero y ahora en Mosul", le dijo a El País, Julien Barnes-Dacey, experto en Iraq y Siria.

Refinerías

La serie de ataques aéreos que habrían realizado las fuerzas lideradas por Estados Unidos impactaron el fin de semana tres refinerías de petróleo improvisadas en la provincia Raqa, en medio de la ofensiva para debilitar a los militantes del Estado Islámico.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que los ataques, que se produjeron poco después de la medianoche, también alcanzaron una fábrica de plástico.

Los combatientes del Estado Islámico tienen el control del petróleo producido en el este de Siria y han puesto en marcha pequeñas refinerías improvisadas como una fuente de ingresos.

"Estas denominadas refinerías no son un verdadero objetivo y no debilitan al Estado islámico, ya que no tienen ningún valor económico para ellos", dijo a Reuters Rami Abdelrahman, director del Observatorio.

"Ellas se componen de camiones con equipos para separar diesel y gasolina utilizada por los civiles", agregó.

Estados Unidos ha estado realizando ataques en Iraq desde el 8 de agosto y a partir del martes en Siria con la ayuda de algunos países árabes aliados.

Sin embargo, el impacto de los ataques sobre el grupo no está claro.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación