Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Rajoy: tenemos que ser más cercanos a los españoles'

El Presidente del Partido Popular ha asumido la necesidad de cambios para recuperar la confianza del electorado.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP. foto edh / efe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP. foto edh / efe

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP. foto edh / efe

MADRID. El presidente del Gobierno español y líder del Partido Popular (PP), Mariano Rajoy, analizó los malos resultados del PP en las elecciones locales del domingo y tomó una decisión: no hay que cambiar nada, solo "estar más próximos, más cercanos y comunicar más con los españoles".

El líder del PP aclaró ayer que no va a efectuar ninguna modificación en la estructura y composición del Gobierno y la dirección del PP, porque entiende que han hecho un gran trabajo para los tiempos complicados que les han tocado lidiar.

'La victoria del PP es incuestionable pero es evidente que no hemos alcanzado las mayorías que los ciudadanos nos confiaron hace cuatro años, no podemos estar satisfechos. Negar esto es tan absurdo como negar que hemos ganado las elecciones', ha asegurado

Achaca la enorme sangría de poder que ha sufrido su partido el domingo a tres factores: la corrupción, la tardía recuperación económica y la falta de recursos por parte de los presidentes autonómicos, que han tenido poco que ofrecer.

Pese a que el PP mantuvo su fuerte presencia en el país y fue la formación más votada en las elecciones las municipales, perdió mayoría absoluta en grandes ciudades, localidades y también en algunas regiones.

Considerados una prueba para las elecciones generales previstas para finales de año, los comicios del domingo crearon una gran expectativa por la llegada nuevos partidos y movimientos ciudadanos y de protesta, que en algunos casos irrumpieron con fuerza en la arena política.

Podemos -de izquierda- y Ciudadanos -liberal centrista- se han convertido, a la vista de los resultados de las elecciones, en potenciales aliados del partido socialista (PSOE) -la mayor formación de la oposición- y del PP, respectivamente, para gobernar en administraciones locales.

A la pregunta sobre si el PP ha empezado a hablar de pactos, Rajoy respondió que su partido ofrecerá pactos "transparentes y estables" donde no tenga mayoría, y opinó que tiene "poco sentido" iniciar las negociaciones con exigencias previas.

La dirección de Podemos, partido fundado hace poco más de un año, asumió también que las elecciones del domingo abren un escenario para la negociación con otros partidos, pero avisó de que los ciudadanos no han votado pacto, sino un "cambio".

El PSOE podría encabezar el gobierno de varias regiones, como Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Extremadura, Asturias o Aragón, aunque para ello dependen de que cuenten con el respaldo de Podemos.

De momento, la candidata a la Alcaldía de Madrid por el movimiento Ahora Madrid -apoyado por Podemos-, la exjuez Manuela Carmena, se mostró hoy convencida de que será la futura alcaldesa de la ciudad tras mantener una conversación con su rival del PSOE, Antonio Miguel Carmona.

Y es que Carmena se quedó en un segundo lugar al obtener 20 concejales, frente a los 21 que consiguió la candidata del PP, Esperanza Aguirre, mientras que Carmona tiene nueve.

Algo similar ocurre en el Ayuntamiento y la región de Valencia (este), en los que el PP ha perdido su mayoría absoluta. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación