Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Protestas en Iguala por 43 de Ayotzinapa

Tres meses sin noticias de los estudiantes de Guerrero, México

Los manifestantes lanzan patadas a la puerta del batallón de infantería durante la protesta de ayer en Iguala. foto edh / Reuters

Los manifestantes lanzan patadas a la puerta del batallón de infantería durante la protesta de ayer en Iguala. foto edh / Reuters

Los manifestantes lanzan patadas a la puerta del batallón de infantería durante la protesta de ayer en Iguala. foto edh / Reuters

IGUALA. Cuando se cumplen tres meses de la desaparición de 43 estudiantes de magisterio en el estado sureño de Guerrero, los familiares de los normalistas continúan manifestándose en protesta porque la investigación permanece estancada.

Más de un millar de manifestantes marcharon por el municipio de Iguala, donde desaparecieron los estudiantes el 26 de septiembre tras un enfrentamiento con la municipal, que los detuvo y entregó a los Guerreros Unidos, un cartel del narcotráfico que opera en el estado.

Según la versión proporcionada por las autoridades, los sicarios del cartel los ejecutaron y quemaron en un basurero cercano a lo localidad de Cocula, a pocos kilómetros de Iguala. Posteriormente arrojaron sus restos a un río.

Familiares de los desaparecidos, normalistas, maestros disidentes, organizaciones sociales y ciudadanos locales se desplazaron también hasta las instalaciones del 27 Batallón de Infantería, a las afueras de la ciudad, donde arremetieron a golpes contra la reja de acceso, pintarrajearon con consignas el muro perimetral y lanzaron cuatro cohetones al interior.

Los soldados que custodiaban el acceso, armados solo con garrotes, se replegaron hacia el interior sin responder los reclamos de algunas madres de los estudiantes desaparecidos, que los llamaban "asesinos".

"Tus armas asesinaron a mis hermanos. 43 vivos los queremos", indicaron los familiares durante la marcha, en la que también participaron estudiantes de la Normal de Ayotzinapa y maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg).

La marcha se enfiló luego a la Plaza de Las Tres Garantías, en el centro de la ciudad, donde más de un millar de personas protagonizaron un mitin político en el que exigieron al estado mexicano la presentación con vida de los jóvenes desaparecidos la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto, así como del gobernador Rogelio Ortega Martínez.

Los primeros días de diciembre, el procurador general de la república, Jesús Murillo Karam dijo que la Universidad de Innsbruck de Austria, a donde se llevaron 17 muestras de los restos encontrados en un río, entregó resultados que concluyen que al menos uno de los restos corresponde al joven Alexander Mora Venancio, de 19 años y originario de la comunidad de El Pericón, en Guerrero.

Es el único de los 43 estudiantes desaparecidos que ha sido identificado por las autoridades en un caso que ha puesto al gobierno de Peña Nieto contra las cuerdas debido a la colaboración entre los narcotraficantes y las autoridades locales. Los alcaldes de Iguala y la vecina Cocula así como decenas de policías municipales permanecen detenidos por su relación con los hechos. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación