Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Protestas contra gobierno en Venezuela dejan dos muertos más

Fuero atacados desde los edificios de un barrio de clase media en el este de Caracas cuando trataban de despejar las barricadas levantadas por la oposición, dijeron las autoridades.

Protestas contra gobierno en Venezuela dejan dos muertos más

Protestas contra gobierno en Venezuela dejan dos muertos más

Protestas contra gobierno en Venezuela dejan dos muertos más

Las protestas contra el gobierno socialista en Venezuela cobraron el jueves dos nuevos muertos, cuando un militar y un motociclista fueron abatidos a disparos en un repunte de la violencia en la polarizada nación petrolera.

Ambos fueron atacados desde los edificios de un barrio de clase media en el este de Caracas cuando trataban de despejar las barricadas levantadas por la oposición, dijeron las autoridades.

"No quedaran impunes estos asesinatos", dijo el presidente Nicolás Maduro. "Estos asesinos serán capturados, enjuiciados y encarcelados. Pagarán sus crímenes como actores materiales".

Un segundo motociclista fue herido y está grave, añadió.

Las muertes elevan a 20 el número de fallecidos durante el último mes en protestas contra Maduro, al que la oposición responsabiliza por el deterioro de la economía en el país miembro de la OPEP.

Según la versión oficial, los disparos del jueves ocurrieron cuando un grupo de motociclistas despejaba las barricadas en el barrio residencial de Los Ruices. Los vecinos los recibieron a pedradas desde los edificios.

"El momento que fueron ingresando a la calle donde estaba este grupo organizado lanzando objetos contundentes (...) les dispararon por la espalda", dijo a Reuters el general Manuel Quevedo, comandante de la Guardia Nacional en el lugar del incidente. "Esperaron que pasaran y luego les dispararon".

Venezuela está fuertemente polarizada. La mitad defiende con uñas y dientes el legado del fallecido presidente Hugo Chávez, que convirtió la nación al socialismo y usó su riqueza petrolera para financiar programas sociales para los pobres.

La otra mitad dice que Chávez y ahora su heredero Maduro, despilfarraron la riqueza del país y hundieron su economía. Venezuela tiene una inflación del 56 por ciento anual, escasean productos básicos como la leche y padece alarmantes índices de violencia.

Mayor temperatura

Las dos muertes representan una escalada de violencia en momentos en que las manifestaciones parecían haber perdido intensidad en Caracas, donde últimamente se limitaban a choques entre grupos de estudiantes con las fuerzas de seguridad.

Y sucede después de que Maduro llamó el miércoles a grupos de simpatizantes a remover las barricadas levantadas por la oposición en algunos barrios de clase media y alta del país. Los críticos del Gobierno dicen que esos grupos, conocidos como "colectivos", son en realidad paramilitares armados.

"Lo dije y lo repito: candelita que se prenda, candelita que se apaga, en paz", reiteró Maduro el jueves.

Los choques del jueves transformaron a Los Ruices en un campo de batalla. Barricadas bloqueaban las calles, que estaban regadas de piedras y basura. Cerca del lugar donde cayeron el guardia nacional y el motociclista había un auto incendiado.

Los militares usaron gases lacrimógenos y cañones de agua para dispersar a un centenar de opositores.

La televisión estatal mostró fotografías de varios hombres encapuchados en las ventanas del estacionamiento en un edificio del lugar lanzando piedras y botellas.

El Gobierno acusa a la oposición de sembrar el caos para derrocar a Maduro con el apoyo de Estados Unidos y sus aliados en la región.

El presidente rompió el miércoles relaciones con Panamá, después de acusar a su homólogo de ser un "lacayo rastrero", aparentemente por querer convocar a una reunión de la Organización de Estados Americanos (OEA) para discutir la violencia en Venezuela.

El embajador panameño y otros tres diplomáticos fueron declaradas el jueves personas non gratas y deberán abandonar el país en 48 horas.

Diosdado Cabello, el segundo hombre más influyente del gobernante Partido Socialista de Maduro, dijo que el incidente del jueves muestra que Venezuela está bajo asedio.

"Es un golpe de Estado en progreso y el Gobierno venezolano está muy firme", dijo a periodistas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación