Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Guatemala

Protestan contra la corrupción en Guatemala

Mostraron su apoyo al Ministerio Público (MP) y a la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig) 

Protesta contra corrupción

Guatemaltecos protestan frente a la sede de la Corte Suprema de Justicia. | Foto por prensalibre.com

Guatemaltecos protestan frente a la sede de la Corte Suprema de Justicia.

GUATEMALA. Cientos protestaron de nuevo ayer para exigir fin de la corrupción y en apoyo a las instituciones que combaten ese delito.

Los manifestantes mostraron su apoyo a la Corte Suprema de Justicia, el Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala frente al Palacio de Justicia y el Palacio Nacional de la Cultura, ambos símbolos de poder político y de justicia del país, en la capital guatemalteca.

En las pancartas, los manifestantes exigían que la justicia actúe en los procesos penales iniciados contra políticos y particulares vinculados a varios actos de corrupción.

Desde hace más de tres meses los guatemaltecos han salido a las calles a manifestar espontánea y pacíficamente en contra de la corrupción en el país y solicitando la renuncia del presidente Otto Pérez Molina.

Por la mañana, cientos de universitarios realizaron un desfile bufo y con sátira se mofaron del gobierno. Varios centros regionales universitarios del país se unieron a la protesta en diferentes departamentos.

Desde el pasado 16 de abril las autoridades han dado a conocer y denunciado escándalos de corrupción que le costaron millones de dólares al erario nacional, en los cuales varios funcionarios del gobierno del general Otto Pérez Molina ha sido vinculados.

El escándalo de corrupción más grande es el desfalco al fisco guatemalteco a través de una red denomina “La línea”, integrada por funcionarios y particulares que recibían sobornos de empresarios para ayudarles a evadir impuestos.

Según las autoridades, “La línea” estaba dirigida por Juan Carlos Monzón Rojas, exsecretario privado de la vicepresidenta Ingrid Roxana Baldetti Elías, quien ha negado cualquier implicación pero tuvo que renunciar al cargo tras verse vinculada al caso.

Monzón Rojas está prófugo de la justicia.

Otro de los escándalos más sonados es el de Gustavo Martínez, yerno del presidente, quién está preso por el delito de tráfico de influencias.
Según las autoridades, Martínez recibió hasta $120,000  de la generadora de energía Jaguar Energy para lograr beneficios a favor de la empresa para que está operara sin problemas. 

La CSJ aún debe resolver un antejuicio solicitado contra Edgar Baltazar Barquín Durán, candidato a vicepresidente por el partido opositor Libertad Democrática Renovada (Líder), a quien se acusa de asociación ilícita y tráfico de influencias, por presuntamente haber alertado a una red de lavado de dinero sobre una investigación en curso contra ellos cuando fungió como presidente de la Junta Directiva del Banco de Guatemala.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación