Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Prorrusos afirman tener las cajas negras de avión malasio

Admiten tener misiles como el que derribó la nave de Malaysia Airlines

Autoridades inspeccionan los restos del Boeing 777 de Malaysia Airlines que habría sido derribado por un misil prorruso. foto edh / efe

Autoridades inspeccionan los restos del Boeing 777 de Malaysia Airlines que habría sido derribado por un misil prorruso. foto edh / efe

Autoridades inspeccionan los restos del Boeing 777 de Malaysia Airlines que habría sido derribado por un misil prorruso. foto edh / efe

MOSCÚ. Después de varios días de desmentidos y contradicciones, las milicias prorrusas que controlan el territorio donde cayó el Boeing 777 de la compañía Malaysia Airlines admitieron ayer que tenían en su poder las cajas negras del aparato. Así lo reconoció el 'primer ministro' de la autoproclamada República Popular de Donetsk, Aleksandr Borodai.

"En el lugar del accidente se han encontrado unas piezas técnicas del avión, similares a las cajas negras, que ahora están en Donetsk, bajo mi control personal; serán entregadas a los expertos internacionales en el caso de que vengan", indicó a medios locales.

Concretamente, las cajas negras serán entregadas a miembros de la Organización de Aviación Internacional Civil, organismo, que, según acordaron horas antes el presidente ruso, Vladímir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel, llevaría a cabo la investigación de la catástrofe aérea del pasado jueves, en la que murieron 298 personas, en su mayoría ciudadanos holandeses.

Borodai prometió en que los expertos internacionales gozarán de pleno acceso al lugar del siniestro, y subrayó que están a la espera de que lleguen los investigadores malasios, que se hallan en Kiev. También admitió, esta vez de forma oficial y sin ambages, que las fuerzas de la República Popular de Donetsk cuentan , entre su armamento, con baterías de misiles Buk SA-11, presumiblemente el proyectil que derribó al boeing malasio. "Tenemos algunas" de ellas, ha declarado escuetamente Borodai ante la prensa internacional.

"Una acumulación de evidencia circunstancial extraordinaria... es contundente aquí", dijo el secretario de Estado norteamericano John Kerry, y responsabiliza a rebeldes en el este de Ucrania apoyados por Rusia de haber derribado el vuelo de Malaysia Airlines, con la complicidad del Kremlin.

En una serie de entrevistas para TV, Kerry citó una mezcla de reportes de inteligencia de Estados Unidos y Ucrania, así como de redes sociales que, según aseguró el funcionario, "obviamente señalan claramente que los separatistas" fueron los que dispararon el misil que derribó el avión.

"Es bastante claro que éste es un sistema (de artillería antiaérea) que fue transferido de Rusia a las manos de separatistas", dijo Kerry.

Un video de un lanzador SA-11, al que le faltaba un misil y estaba saliendo del probable sitio de lanzamiento, ha sido autentificado, señaló.

Día de revelaciones

Las declaraciones de Borodai seguían a la difusión, por parte del Servicio de Seguridad de Ucrania, en Internet, de una grabación comprometedora para Moscú. Se trata de una presunta conversación telefónica entre dos miembros de las milicias separatistas prorrusas. De confirmarse su veracidad, incriminaría a los rebeldes y a Rusia en la ocultación de pruebas.

En la grabación, una voz identificada por Kiev como el comandante del batallón "Vostok", Alexandr Jodokovski, pide al que sería uno de sus hombres, identificado como Alexéi, que supervise la ocultación de las cajas negras del avión "para que no caigan en manos ajenas, de toda esa gente que los visita, la OSCE y demás".

"El destino de las cajas negras es primordial. Deben estar bajo nuestro control (...). No es una petición mía, nos llega desde arriba, (...) y con esto me refiero a Moscú", dice el presunto comandante prorruso en el vídeo difundido a través de Youtube.

Las acusaciones a los prorrusos y al Kremlin de falsificar pruebas se multiplican a medida que pasan las horas. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación