Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Estados Unidos

Prisión perpetua a joven que mató a su maestra

El chico tení­a 14 años cuando siguió a Ritzer, de 24 años, hasta los baños de la escuela, la estranguló, la acuchilló al menos 16 ocasiones y la violó.

Phillip Chism

Phillip Chism cumplirá prisión perpetua con posibilidad de acceder a la libertad condicional en 25 años por el cargo de homicidio.  | Foto por Internet

Phillip Chism cumplirá prisión perpetua con posibilidad de acceder a la libertad condicional en 25 años por el cargo de homicidio. 

Un adolescente que violó y asesinó a su maestra de matemáticas de la secundaria fue sentenciado el viernes en Massachusetts a prisión perpetua con opción a libertad condicional dentro de 40 años.

La muerte de la profesora Colleen Ritzer, de la secundaria Danvers en 2013, a manos de Phillip Chism fue "brutal y absurda", afirmó el juez de la Corte Superior de Salem, David Lowi, durante la lectura de la sentencia.

"Colleen Ritzer vivió una vida de callado heroí­smo", declaró Lowy. "Las olas de esta tragedia jamás menguarán", agregó.

Chism tení­a 14 años cuando siguió a Ritzer, de 24 años, hasta los baños de la escuela, la estranguló, la acuchilló al menos 16 ocasiones y la violó.

Los abogados del chico alegaron que estaba enfermo mentalmente, pero el jurado rechazó ese argumento.

Cumplirá prisión perpetua con posibilidad de acceder a la libertad condicional en 25 años por el cargo de homicidio. Le impusieron sentencias concurrentes de 40 años de prisión por los cargos de violación y robo.

Los padres, hermanos, colegas y amigos de toda la vida de Ritzer la describieron como una mujer joven que amaba su trabajo, a sus alumnos y su vida; era alguien que jamás decí­a algo negativo.

Muchas de estas personas acudieron a la corte con alguna prenda rosa, el color favorito de Ritzer.

Peggie Ritzer dijo que la pérdida de su hija le habí­a causado "gran quebranto".

"Ahora me aí­slo de las personas que amo porque es difí­cil fingir que soy feliz", agregó. "í‰l es pura maldad, es imposible la rehabilitación de la maldad".

Rom Ritzer señaló que sentí­a como si le hubiera fallado a su hija.

"No protegí­ a Colleen. El trabajo de todo padre es componer las cosas", agregó. "Yo harí­a todo lo posible si pudiera para corregir para Colleen esta situación".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación