Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pretensión de Ortega es el "modelo bolivariano"

Analistas ven con preocupación que Nicaragua emule a Venezuela

Daniel Ortega envió un pliego de reformas a la Constitución con miras a reelegirse. foto edh /

Daniel Ortega envió un pliego de reformas a la Constitución con miras a reelegirse. foto edh /

Daniel Ortega envió un pliego de reformas a la Constitución con miras a reelegirse. foto edh /

NICARAGUA. La pretensión del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, de buscar la reelección indefinida reformando la Carta Magna responde al "modelo bolivariano" en boga en países de América Latina, región donde la crisis de los partidos estimula el caudillismo y vulnera la democracia real, dijeron ayer analistas.

Ortega, seguidor del "socialismo chavista" y quien mantiene una controversia limítrofe con Colombia y Costa Rica, pretende aprovechar sus mayorías legislativas para obtener más poderes, institucionalizar un modelo de "democracia directa" y otorgar mayores facultades a los militares, entre otros asuntos.

La propuesta de reforma a la Constitución de Nicaragua, que ayer fue anunciada al pleno de la Asamblea Nacional (Legislativo), contempla eliminar la prohibición de la reelección presidencial y permitiría al gobernante sandinista, de 68 años, aspirar a su cuarto mandato en los comicios de 2016, lo que la oposición rechaza.

"La intención de Ortega responde al expansionista y autoritario patrón socialista bolivariano de (el fallecido presidente venezolano) Hugo Chávez, que consiste en copar los poderes del Estado para gobernar de manera indefinida y sin control alguno, socavando la democracia y amenazando a los vecinos", dijo a Efe el analista colombiano Vicente Torrijos.

Tal situación "representa una preocupación para el resto de Latinoamérica, porque lo que inició Chávez y ahora pretende conseguir Ortega puede ser replicado en Bolivia, Ecuador y otros países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba)", añadió Torrijos, profesor universitario de política internacional.

A su juicio, la situación de los países de la Alba es "diferente" a la que se registró en Colombia, donde el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010) impulsó una enmienda constitucional para lograr la reelección en 2006, pero un nuevo intento en 2010 fue frenado por la Corte Constitucional.

El sucesor de Uribe, Juan Manuel Santos, ha dado señales de que aspira a un segundo mandato en 2014.

El profesor de Ciencia Política y Gobierno de la privada Universidad del Rosario, en Bogotá, Rubén Sánchez opinó que la reelección indefinida es "negativa para América Latina, porque estimula el 'caudillismo' y el populismo, y sugiere que en la región no hay ciudadanos plenos".

No obstante, Sánchez llamó a evaluar si el auge del modelo "bolivariano" obedece al fracaso de la democracia representativa y a la crisis de los partidos políticos tradicionales latinoamericanos.

En Venezuela, la reelección inmediata se aprobó con la Constitución de 2000, impulsada por Chávez. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación