Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Presuntos traficantes del naufragio frente Libia serán interrogados

Los dos detenidos han sido acusados de los delitos de homicidio culposo múltiple, naufragio e instigación a la inmigración clandestina

Presuntos traficantes del naufragio frente Libia serán interrogados

Presuntos traficantes del naufragio frente Libia serán interrogados

Presuntos traficantes del naufragio frente Libia serán interrogados

Los dos supuestos traficantes de personas que se encontraban entre los supervivientes del naufragio del domingo en el canal de Sicilia y que han sido arrestados serán interrogados en las próximas horas por la Fiscalía de Catania (sur de Italia), informó hoy esta institución en un comunicado.

Los detenidos son Mohammed Alì Malek, de 27 años y nacionalidad tunecina, que presuntamente llevaba el timón de la embarcación, y su asistente sirio de 25 años, Mahmud Bikhit.

Ambos han sido acusados de los delitos de homicidio culposo múltiple, naufragio e instigación a la inmigración clandestina.

El ministro del Interior italiano, Angelino Alfano, dijo hoy al anunciar su detención que Malek era el comandante de la embarcación naufragada, en la que viajaban al menos 700 personas.

La Fiscalía de Catania confirmó que el próximo día 24 escuchará los testimonios de cinco de los 28 supervivientes para intentar esclarecer lo ocurrido en la madrugada del pasado domingo.

De los testimonios de los rescatados escuchados hasta ahora, apuntó la Fiscalía, se deduce que la embarcación en la que viajaban con destino a Italia partió el 16 de abril de un puerto cercano a Trípoli.

Los inmigrantes habían permanecido durante varios días, algunos incluso durante un mes, en una granja situada cerca del lugar de partida a la espera de poder embarcar hacia Italia.

El día de la partida, describió la Fiscalía, fueron trasladados en grupos de treinta personas en furgonetas hasta el puerto desde donde partiría el pesquero, en el que algunos supervivientes cuentan que iban entre 700 y 950 personas.

"El coste del transporte, de acuerdo con los testimonios de los rescatados, rondó los 500-1,000 dinares libios por persona", aseguró la Fiscalía.

La Guardia Costera italiana mantiene el balance de la tragedia invariable: 28 supervivientes, que ya están en Catania, y 24 víctimas mortales, cuyos cadáveres han sido trasladados a Malta.

El suceso se produjo durante la madrugada del domingo, cuando los Guardacostas italianos recibieron una llamada de socorro en la que les avisaron de que un barco en el que viajaban centenares de personas se encontraba en situación de peligro.

Al encontrarse lejos del lugar, los Guardacostas pidieron al barco mercante portugués "King Jacob", que navegaba en las cercanías, que se desviara hasta el lugar del suceso.

Pero cuando este buque se aproximaba a la embarcación, los inmigrantes "se colocaron todos en el mismo lado de la nave y provocaron su hundimiento", según relató la portavoz del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) en Italia, Carlotta Sami.

El barco portugués comenzó entonces las labores de rescate, mientras se desplazaban al lugar unidades de la Guardia Costera italiana, la Guardia de Finanza y la Marina Militar y de la Armada de Malta, pues el suceso se produjo en aguas cercanas a la isla, pero solo pudieron salvar a 28 personas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación