Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Presidente de Venezuela se niega a dar amnistía para opositores al chavismo

Maduro afirma que no puede haber "impunidad" para los que quisieron dar golpe de Estado a Hugo Chávez en 2002

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, descartó ayer dictar una amnistía en favor de los llamados "presos políticos", condición que negó a opositores encarcelados, aunque advirtió que el Poder Judicial puede dictar medidas humanitarias.

"Tengo facultad para dictar medidas de perdón para (sentenciados por) delitos", siempre que de por medio no haya "ofensas de lesa humanidad", manifestó el jefe de Estado en una rueda de prensa.

"Tengo esa limitación constitucional", remarcó tras sostener que la Revolución Bolivariana, como llama la gestión de su antecesor y mentor, Hugo Chávez, y la suya propia, iniciada hace ocho meses, "ha sido generosa con sus adversarios y siempre seguirá siéndolo".

Recordó al respecto que Chávez, fallecido de un cáncer en marzo pasado, dictó algunas amnistías en sus 14 años de gestión, la última el 31 de diciembre de 2007, y excarceló a implicados en el golpe de Estado que lo derrocó durante dos días en 2002 y en otras huelgas e insubordinaciones los siguientes cinco años.

Chávez, remarcó Maduro, "los perdonó uno por uno" y por ello muchos de los beneficiados han podido ser candidatos; entre ellos nombró al líder opositor y excandidato presidencial Henrique Capriles, quien fue implicado junto a otros antichavistas en el asedio a la embajada de Cuba.

Maduro nombró también a Iván Simonovis, uno de los comisarios condenados a 30 años de reclusión.

"No puede haber impunidad, porque la impunidad es la madre de todas las conspiraciones (...)", recalcó y dejó en manos del Poder Judicial cualquier fallo de carácter humanitario para ellos.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación