Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Por caso de corrupción absuelven a portillo

El exgobernante fue absuelto del desvío de unos 15.38 millones de dólares

Ahora la justicia de EE.UU. espera a Alfonso Portillo.

Ahora la justicia de EE.UU. espera a Alfonso Portillo.

Ahora la justicia de EE.UU. espera a Alfonso Portillo.

GUATEMALA. El expresidente Alfonso Portillo logró ayer que la Justicia de su país lo absolviera definitivamente de una acusación de corrupción por un desvío millonario de fondos del Estado, pero aún deberá responder ante una corte de los Estados Unidos por cargos de lavado de dinero.

La Sala Tercera de Apelaciones ratificó este martes la sentencia absolutoria que el 9 mayo de 2011 había dictado a su favor, en primera instancia, el Tribunal Undécimo de Sentencia, que lo declaró inocente de los cargos que le imputaba la Fiscalía contra la Corrupción.

La Fiscalía y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (Cicig), que participó como querellante dentro del proceso, insistieron en la culpabilidad de Portillo en la malversación de unos $15.38 millones que eran parte de los recursos del Ministerio de la Defensa.

Ese dinero, según la acusación, Portillo lo desvió durante los 4 años que gobernó el país (2000-2004), en complicidad con sus ministros de Defensa, Eduardo Arévalo, y de Finanzas, Manuel Maza, quienes también fueron absueltos por la Sala de Apelaciones.

Aunque con la absolución fallada Portillo solventa su situación jurídica en Guatemala, se mantiene firme su extradición a Nueva York, la cual ha sido ratificada por todas las instancias jurídicas y autorizada en última instancia en noviembre de 2011 por el entonces presidente, Álvaro Colom.

Portillo es reclamado por EE.UU., que lo acusa de haber utilizado el sistema financiero de ese país para blanquear $70 millones, los cuales habrían sido sustraídos de forma anómala del erario del Estado en su período presidencial.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación