Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Según el periodista Jorge Lanata

La policía contaminó la escena de la muerte del fiscal Nisman

El 18 de enero, el fiscal Alberto Nisman fue hallado muerto días después de acusar a la presidenta Cristina Fernández de encubrir a cinco terroristas iraníes

La sala del apartamento del exfiscal estaba repleta de investigadores y de otras autoridades. foto edh / www.lanacion.com.ar/

La sala del apartamento del exfiscal estaba repleta de investigadores y de otras autoridades. foto edh / www.lanacion.com.ar/

La sala del apartamento del exfiscal estaba repleta de investigadores y de otras autoridades. foto edh / www.lanacion.com.ar/

BUENOS AIRES. El examen del domicilio del fiscal Alberto Nisman estuvo repleto de irregularidades, según muestra un vídeo grabado por la Policía Judicial argentina y filtrado por el conocido periodista argentino Jorge Lanata.

A más de cuatro meses de su muerte, la fiscal Viviana Fein, a cargo de la investigación, todavía no ha determinado si se trató de un homicidio, un suicidio o un suicidio inducido. Una de las pocas cosas certezas de la investigación es que el arma con la que se efectuó el disparo es una pistola Bersa 22 milímetros.

En el vídeo, publicado por la televisión argentina ElTreceTv, que tuvo un gran impacto y cuya autenticidad Fein no puso en duda, muestra cómo una mujer policía extrae sin guantes dinero y otros elementos de una caja de seguridad en el departamento del investigador. También se puede observar a otros peritos mientras sostienen uno de los teléfonos móviles del exfiscal sin protección en las manos.

Además, las imágenes muestran a investigadores policiales manipulando el cargador limpio de la Bersa con guantes manchados con la sangre que había impregnado el arma.

En otro momento, se puede observar a policías cuando toman papel higiénico para limpiar parte de la pistola y determinar sus características. Ese procedimiento es el habitual, indicó Fein, quien afirmó que los peritos "sólo limpiaron donde sabían que podían encontrar el tipo de calibre y la numeración" del arma.

"No se puede hacer con franela ni con otros instrumentos", afirmó Fein, quien descartó que al usar el papel higiénico se hubieran borrado huellas de otra persona distinta a Nisman ya que "la sangre barre las huellas".

El baño y la casa fueron llenándose de policías y peritos y algunos de ellos contaminaron la escena del crimen, ya que entraban y salían y pisaban la sangre del fiscal, produciendo así nuevas huellas que distorsionan el lugar de la muerte y por tanto dificultan el análisis para dilucidar si hubo más personas en ese baño. En un momento del vídeo se aprecia incluso como la propia fiscal Fein pisa la sangre y crea nuevas huellas, mientras un perito le dice "cuidado con su pie".

El 18 de enero, Nisman fue encontrado con un tiro en la cabeza en el baño de su apartamento cuatro días después de denunciar a la presidenta Cristina Fernández y a su ministro de Exteriores, Héctor Timerman, entre otros cargos públicos, de haber encubierto a los iraníes autores del atentado contra un centro judío que dejó 85 muertos y varios centenares de heridos en 1994, en Buenos Aires.

Al día siguiente el fiscal debía comparecer en el Congreso para dar detalles de la acusación.

Ordenador encendido tras su muerte

El examen de los peritos también ha revelado que el ordenador personal del fiscal fue encendido horas después de su muerte. El registro del 'notebook' de Nisman recoge un acceso a las 20:07 horas del mismo día en el que murió. A esa hora todos los forenses coinciden en señalar que Nisman llevaba un tiempo muerto, pero aún faltaban dos horas para que su madre y sus guardaespaldas descubrieran su cadáver, informa el diario argentino La Nación.

Según el registro informático, fue un acceso local, no remoto, porque se detectó que se introdujeron tres lápices de memoria. Se sospecha además que en esa operación se borró información, según fuentes conocedoras de la causa, aunque tampoco se descarta que el registro fuera manipulado.

Según el peritaje, en ese acceso el usuario accedió a Internet, en concreto a los portales de 'Perfil', 'Clarín' y 'La Nación', así como a la cuenta de correo electrónico de Nisman en Yahoo.

Fein está a la espera de los resultados de estudios criminalísticos y otros realizados a las computadoras de Nisman que completarán los dos informes médicos con los que ya cuenta. Estos últimos difieren debido a que el encargado por la querella -representada por los familiares de Nisman- afirma que el hecho fue un crimen mientras que el oficial señala que ello no se puede probar y se inclinaría por la teoría del suicidio.

Fein dice estar convencida de que podrá determinar al menos cómo se produjo la muerte de su colega, que conmocionó a la opinión pública.

Diego Lagomarsino, un técnico informático que trabajaba para Nisman, es el único imputado en la causa por haberle suministrado la pistola el día antes de que fuera hallado muerto, sin que hasta el momento afronte otras acusaciones. Lagomarsino sostiene que el investigador le pidió la pistola porque temía por su vida y la de sus hijas.

"Yo nunca tuve ninguna duda de que a Nisman lo mataron. Pero nunca se va a poder saber porque la escena está contaminada", explicó el periodista Lanata. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación