Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pleito entre Maduro y Rajoy por líderes opositores presos

Gobierno español convoca a embajador de Venezuela en España en repudio por insultos

Pleito entre Maduro y Rajoy por líderes opositores presos

Pleito entre Maduro y Rajoy por líderes opositores presos

Pleito entre Maduro y Rajoy por líderes opositores presos

MADRID/CARACAS. La presión internacional sobre el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela para que libere a los opositores presos es cada vez más fuerte, pero la respuesta del chavismo es lanzar dados a sus críticos internacionales.

Tras la arremetida del martes en la noche contra su homólogo español Mariano Rajoy, a quien llamó "racista", y contra el Parlamento español al que mandó a "opinar de su madre", el Gobierno español no se quedó de brazos cruzados y ayer le respondió.

El Gobierno español convocó ayer al embajador de Venezuela en Madrid para manifestar su rechazo a las críticas de Maduro tras la moción del Parlamento ibérico en apoyo de los opositores encarcelados: Leopoldo López, Antonio Ledezma (alcalde de Caracas) y otros antichavistas.

"El gobierno considera intolerables las últimas declaraciones, insultos y amenazas proferidas por el presidente Maduro contra España", dijo el Ministerio de Exteriores en un comunicado.

El director para Iberoamérica, Pablo Gómez de Olea, trasladó al embajador Mario Isea que "este tipo de declaraciones e insultos no contribuyen a un mínimo entendimiento entre dos gobiernos que representan a dos pueblos unidos históricamente por estrechos lazos".

Y añadió la Cancillería que: "Las autoridades españolas han sido y serán siempre respetuosas de la dignidad de las personas que ocupan cargos de gobierno en Venezuela".

Caracas contraataca

Horas después, en Caracas, la canciller Delcy Rodríguez hizo lo propio al citar al embajador de España en la capital venezolana, Antonio Pérez-Hernández y Torra, para expresar oficialmente el reclamo por lo que el gobierno de Maduro considera actos "injerencistas" de las autoridades españolas.

"Hemos citado al embajador del reino de España en Venezuela, quien ha asistido esta tarde a recibir el justo reclamo del gobierno por las reiteradas declaraciones injerencistas e irrespetuosas de sus autoridades", dijo Rodríguez a la prensa en la sede de la Cancillería tras la reunión con el diplomático español.

"Hemos manifestado nuestro firme rechazo a esas declaraciones...", dijo la canciller.

Y agregó: "Estamos siguiendo instrucciones del presidente (Nicolás) Maduro haciendo una revisión exhaustiva de las relaciones entre España y Venezuela".

La canciller dijo que "pronto hará saber cuáles son las medidas" que el Gobierno venezolano tomará en sus relaciones con España tal como anunció anoche el jefe de Estado de Venezuela, que serían, según dijo, de carácter político, económico, social, popular, diplomático y mediático.

"Enviamos un saludo a España y al pueblo español, pero no podemos permitir que hasta el ministro de Asuntos sin Importancia venga a pronunciarse sobre Venezuela", afirmó Rodríguez, quien dijo que expusieron al embajador español "una por una todas las declaraciones injerencistas" realizadas desde España "contra Venezuela".

El embajador español en Caracas se retiró sin hacer declaraciones.

Maduro dijo el martes por la noche que anunciará un conjunto de medidas en respuesta a la supuesta agresión de España. El presidente chavista aseguró que los venezolanos son víctimas "por parte de las elites corruptas y corrompidas de España".

Y entre el conjunto de "respuestas integrales" a la actuación de España, Maduro citó medidas de carácter político, económico, social, diplomático, popular y mediático.

"Venezuela no se va a dejar agredir por las Cortes de España y mil cortes que vengan de Madrid, así lo anuncio y estoy preparado para dar la batalla contra Madrid; si nos buscan, nos encuentran, ya nos encontraron pues, se acabó", aseveró.

"Quiero tener buenas relaciones con toda España, con quienes gobiernan, quiero tener buenas relaciones con todos y con todas, pero ya basta, hasta cuándo vamos a aguantar abusos, desprecios, racismo", recalcó y aseveró que Rajoy "tiene racismo histórico, racismo social".

Al Parlamento español le contestó: "Vayan a opinar de su madre, pero no opinen de Venezuela".

Todo fue por que la Cámara Baja aprobó una propuesta pactada previamente por el gubernamental Partido Popular (centro derecha) y el socialista PSOE (la mayor fuerza de la oposición).

Populares y socialistas, que rara vez votan juntos en el Parlamento, llevan semanas pidiendo la excarcelación de los opositores.

La iniciativa emplaza al Ejecutivo español a actuar en ese sentido ante el régimen de Nicolás Maduro, ante la comunidad internacional y en el marco de la UE y de los organismos internacionales en los que España tiene representación.

En el texto pactado por el PP y el PSOE se lamenta que el régimen de Nicolás Maduro haya "ignorado" todas las reclamaciones de libertad para López, Ledezma y Ceballos, pese a los dictámenes de la ONU y a los llamamientos de otras organizaciones internacionales y civiles.

Las relaciones entre España y Venezuela han pasado por muchos altibajos en los últimos 16 años, pero en general se mantuvieron estables en el plano económico.

El mandatario venezolano llamó a consultas a su embajador en Madrid en octubre y anunció una revisión completa de sus relaciones con el país europeo.

Desde entonces, los políticos españoles han aumentado sus mensajes de apoyo a López, a Ledezma y a otros opositores venezolanos en prisión. El expresidente socialista español Felipe González se sumó recientemente al equipo de abogados que defiende a López y Ledezma.

Por su parte, el presidente Rajoy se ha entrevistado en Madrid con Mitzy Capriles, esposa de Ledezma, y Lilian Tintori, esposa de López.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación