Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

EE. UU. pide apoyo a Latinoamérica contra extremistas

Alta funcionaria afirma que el hemisferio tiene un rol que desempeñar contra terroristas

La secretaria de Estado adjunta de EE. UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, lanzó la petición durante una conferencia en el marco de la Asamblea de la ONU. Foto EDH / archivo

La secretaria de Estado adjunta de EE. UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, lanzó la petición durante una conferencia en el marco de la Asamblea de la ONU. Foto...

La secretaria de Estado adjunta de EE. UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, lanzó la petición durante una conferencia en el marco de la Asamblea de la ONU. Foto EDH / archivo

NUEVA YORK. Latinoamérica tiene un "rol que desempeñar" en la coalición que EE. UU. está creando contra el Estado Islámico (EI) y a los países de la región se les pide "exactamente lo mismo" que a los del resto del mundo en ese esfuerzo, dijo ayer una alta funcionaria estadounidense.

La secretaria de Estado adjunta de EE. UU. para Latinoamérica, Roberta Jacobson, aseguró que la cooperación con los países del continente americano es "fundamental" en la campaña para combatir al grupo yihadista en Iraq y Siria, especialmente en lo relativo a cortar su acceso a financiación y a combatientes extranjeros.

"Hay un rol para todos los países del hemisferio", aseguró Jacobson en una conferencia de prensa en Nueva York, con motivo de las actividades de la Asamblea General de la ONU.

"Lo que el presidente (Barack Obama) y el secretario de Estado (John Kerry) están pidiendo en sus encuentros con líderes del continente es exactamente lo mismo que lo que están pidiendo a otros países del mundo: apoyo a la campaña integral contra el EI", agregó.

Jacobson matizó que la coalición que construye EE. UU. no solo consta del aspecto militar para respaldar los bombardeos contra posiciones yihadistas, sino que se pide también a los países que contribuyan de otras formas.

"El enfoque incluye la lucha contra (el reclutamiento de) los combatientes extranjeros, contra la ayuda financiera (al EI), y para proporcionar ayuda humanitaria a los desplazados. En algunas de esas áreas hay claramente un rol para todos los Gobiernos del mundo, incluidos los de este hemisferio", señaló.

"Eso es lo que está pidiendo a todos los países, incluidos los aliados y los países con los que podemos no estar tan cerca" políticamente, agregó.

La funcionaria afirmó que "por suerte", la del EI es una amenaza "lejana" al continente americano y la idea de que combatientes del EI podían haber ingresado a Estados Unidos por la frontera con México, difundida el mes pasado por el gobernador de Texas, Rick Perry, es "completamente errónea".

"Pero sí tenemos que tener cuidado y estar vigilantes, asegurar que ellos no están utilizando el terreno ni los sistemas bancarios ni tampoco están permitiendo a los combatientes extranjeros ir a las batallas en el Medio Oriente", defendió.

Alertó, además, de que "el asunto de los combatientes extranjeros no es algo completamente ajeno a este continente, y todos debemos hacer más para combatir ese problema".

Según la última información del Departamento de Estado, más de 50 países han expresado su intención de unirse a la coalición internacional contra el EI, entre ellos México, aunque el Gobierno de Enrique Peña Nieto aún no lo ha confirmado.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación