Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Petrocaribe quiere enlazar 18 países vía aérea y marítima

Propusieron firmar un convenio entre las línea aéreas Liat y Conviasa para unir tres regiones

La VIII cumbre de Petrocaribe concluirá este día en Managua, Nicaragua. El encuentro duró tres días. fotos edh / agencias

La VIII cumbre de Petrocaribe concluirá este día en Managua, Nicaragua. El encuentro duró tres días. fotos edh / agencias

La VIII cumbre de Petrocaribe concluirá este día en Managua, Nicaragua. El encuentro duró tres días. fotos edh / agencias

Los jefes de Estado y de Gobierno de los países miembros de Petrocaribe comenzaron ayer en Managua su VIII Cumbre, en la que analizan "enlazar" vía aérea y marítima a sus 18 naciones como parte de la creación de una zona económica especial.

Ese es uno de los objetivos plasmados en el documento que suscribieron ayer.

El escrito especifica los objetivos a corto plazo en cinco áreas de trabajo, comenzando con la de transporte y comunicaciones, pensando en crear rutas y facilidades para enlazar a los países que integran la nueva Zona Económica a través de la vía aérea y marítima, así como en el campo de las telecomunicaciones.

Adicionalmente se propuso firmar un convenio entre la línea aérea caribeña Liat y Conviasa (Consorcio Venezolano de Industrias Aeronáuticas y Servicio Aéreo) para facilitar la conexión aérea entre el Caribe, Centroamérica y Venezuela.

Los mandatarios dieron el visto bueno a la propuesta de desarrollar los "encadenamientos productivos", identificando las capacidades productivas de cada país, y cómo pueden complementarse las 18 naciones, partiendo de la infraestructura disponible y de la vocación de cada país.

El ministro venezolano de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez y presidente del Consejo Ministerial, destacó en el pleno la "necesidad de enlazar directamente nuestros países", tanto vía aérea como marítima, así como en telecomunicaciones.

También la utilización de buques de transporte de Venezuela "para tener comercio entre nuestros países", añadió el venezolano.

En el campo del turismo se estableció un equipo para desarrollar las ventajas competitivas, especialmente en el Caribe, mientras que en el campo del comercio e integración, cada país presentó sus requerimientos comerciales, disponiéndose a trabajar los temas arancelarios y a identificar los obstáculos para eliminarlos.

Extrañamente el tema de energía en el que se centraría la cumbre de Mangua apenas se mencionó.

En el área social

En el campo de lo social la idea es crear una zona "libre de pobreza", para lo cual sugirió implementar un plan especial financiado por Petrocaribe "para que todos los países logremos el milagro de ser una zona libre de analfabetismo" a través del método cubano "Yo sí puedo", explicó el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Y acotó que también se desarrollará un plan alimentario y de salud.

Maduro dijo que esos cinco objetivos propuestos a corto plazo permitirán "construir una zona económica poderosa" dentro de Petrocaribe.

El Consejo Ministerial de Petrocaribe sugirió dar seguimiento a esos temas en una reunión en Haití, a principios de septiembre próximo.

Y aunque el discurso oficial habla de cooperación, complementariedad y reconocimiento de las asimetrías existentes entre los integrantes de Petrocaribe, hay analistas que consideran que la verdadera razón para celebrar la octava cumbre de la entidad regional es conseguir más alimentos para Venezuela, debido a que atraviesa una crisis en la que ha escaseado hasta el papel higiénico.

Por ello, aseguran, es que ha recurrido a sus socios en Centroamérica y el Caribe.

En el caso de Nicaragua, el país envía carne, leche, café, aceite, frijoles, ganado, entre otros productos, en permuta por los combustibles, diésel, gasolina y petróleo para refinar que recibe el país.

Tras el Mercosur

Lo nuevo es que la cumbre de presidentes y jefes de Estado decidió ir más allá, y tratar de crear una gran zona de libre comercio que también incluya al Alba y al Mercosur.

El presidente de Venezuela anunció la expansión del grupo (tiene 18 miembros), al que en el futuro se estarían sumando Ecuador y Bolivia, que sí están en la Alianza Bolivariana para los pueblos de nuestra América (Alba).

Siendo que a su país le corresponde la presidencia rotativa del Mercosur, Maduro abogó por lograr una gran integración de grupos regionales.

"Vamos a presentar una propuesta al Mercosur, para integrarnos junto con el Alba y esta nueva Zona Económica de Petrocaribe que estamos conformando. Las opciones están abiertas. Sólo hay que trabajarlas", dijo el mandatario sudamericano.

Eso implicaría que se unan también Argentina, Brasil, Uruguay y Paraguay, aunque este último está suspendido del bloque.

Y anunció que el próximo 12 de julio, cuando Venezuela asume la presidencia temporal por seis meses en la Cumbre del Mercosur, presentará una propuesta en ese sentido.

Asimismo dijo que esa zona especial debe incluir a los países que integran la Alianza Bolivariana para los Pueblos de América (Alba): Venezuela, Ecuador, Nicaragua, Bolivia, Cuba, Antigua y Barbuda, Dominica y San Vicente y las Granadinas.

Quieren eliminar los TLC

Por su lado, el presidente de Bolivia, Evo Morales, que participa como invitado especial en esa reunión, dijo que esa zona económica debe ser parte de Eco-Alba, el espacio económico de ese organismo.

En su opinión, al promover el intercambio sur–sur, las naciones latinoamericanas pueden encontrar una alternativa para "librarse del chantaje" de las naciones más desarrolladas.

Morales ejemplificó que cuando su país ya no pudo seguir exportando hacia Estados Unidos en condiciones preferenciales encontraron que podían contar con el mercado brasileño, el argentino y el venezolano para darle salida a su producción.

Manuel Díaz-Canel, primer vicepresidente de Cuba, abogó por crear una "zona libre de pobreza", para lo que será determinante asegurar la continuidad y la sostenibilidad del proyecto de Petrocaribe.

Por su parte, el presidente hondureño, Porfirio Lobo, lamentó que a causa de las leyes del libre mercado, en ocasiones los productores se encuentran con precios inferiores a los de sus costos de producción, por lo que pierden dinero.

El discurso se enfocó en atacar a los TLC que promueve Estados Unidos.

Para ellos la alternativa ante los "males del libre comercio" es la aplicación de Tratados Comerciales de los Pueblos, (TCP), los que en palabras de sus impulsores toma en cuenta las asimetrías de las distintas economías participantes y procura que en vez de competir los países se vuelvan "complementarios".

En pocas palabras, contraponen el concepto de TCP al de los TLC, asegurando que el suyo es "más integral y más solidario".

"No existe el libre comercio. No puede haber libre comercio entre un tiburón y una sardina. La alternativa real para nuestros pueblos, para estas economías pequeñas, es el comercio justo, que se logra sólo con criterios que permiten equiparar las capacidades productivas de cada país", aseguró Maduro.

Tras desmarcarse de la tendencia de firmar tratados de libre comercio, los países miembros de Petrocaribe decidieron seguir adelante con su esquema de cooperación que, a su juicio, procura "disminuir las asimetrías, fortalecer a las economías participantes". continúa en la PÁGINA 00 r rr viene de la PÁGINA 00

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación