Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Petrobras omite dar detalles sobre caso corrupción

Empresa revela primer informe desde escándalo y señala pérdidas

El director financiero de Petrobras, Almir Barbassa; la presidenta de Petrobras, María das Graças Foster; y el director de explotación y producción, José Miranda Formigli, durante una conferencia en diciembre en Río de Janeiro. foto edh /archivo

El director financiero de Petrobras, Almir Barbassa; la presidenta de Petrobras, María das Graças Foster; y el director de explotación y producción, José Miranda Formigli, durante una conferencia...

El director financiero de Petrobras, Almir Barbassa; la presidenta de Petrobras, María das Graças Foster; y el director de explotación y producción, José Miranda Formigli, durante una conferencia en diciembre en Río de Janeiro. foto edh /archivo

SAO PAULO. La petrolera brasileña Petrobras, involucrada en un gigantesco escándalo de corrupción, excluyó las pérdidas causadas por los multimillonarios desvíos en su balance del tercer trimestre de 2014.

El informe es el primero que divulga la empresa desde que la Policía Federal desactivó la red de sobornos y lavado de dinero que afectó a los principales contratos de la empresa entre 2004 y 2012.

El balance contable publicado ayer fue postergado durante dos meses a raíz del escándalo y ha generado inquietud entre lo inversores de la mayor empresa de Brasil, ya que tampoco tiene el aval de la auditora PriceWaterhouseCoopers (PwC).

Petrobras anunció una caída de 9.07 % en sus ganancias del tercer trimestre de 2014 con respecto al mismo período de 2013, debido a los efectos por la investigación "Lava Jato" (Lavado de autos).

A diferencia de lo requerido por el mercado y lo prometido por la dirección de la petrolera, el resultado trimestral no incluyó las pérdidas derivadas de los desvíos descubiertos en el seno de la empresa, por los que han sido detenidos varios exdirectores de Petrobras y ejecutivos de las principales constructoras del país, acusadas de formación de cartel y sobornos.

Aunque no incluyó el cálculo en su balance, Petrobras estimó que sus activos fueron sobrevalorados en 88,600 millones de reales (unos 34,500 millones de dólares), debido al aumento del precio de 31 contratos con constructoras y proveedores entre 2004 y 2012, aunque esta cifra no incluye las pérdidas derivadas del pago de sobornos.

La presidenta de Petrobras, María das Graças Silva Foster, explicó en una carta a los inversores que es "imposible la exacta cuantificación de los valores indebidamente reconocidos, debido a que los pagos fueron efectuados por proveedores externos y no pueden ser rastreados en los registros contables".

Luego agregó que las declaraciones de los acusados a las que Petrobras tuvo acceso revelaron la existencia de actos ilícitos, como la existencia de un cartel de proveedores y el recibo de sobornos por parte de exfuncionarios, lo que indica que el pago a esos proveedores fue "indebidamente reconocido" como parte del costo de los activos inmovilizados de la empresa, lo cual exige hacer "ajustes".

Menos inversión en 2015

Petrobras también se vio forzada ayer a anunciar un drástico corte en sus inversiones previstas para 2015, lo que ha incluido la cancelación de la construcción de dos refinerías, en los estados de Maranhao y Ceará, en el noreste de Brasil.

En 2015 la petrolera invertirá entre 31,000 y 33,000 millones de dólares, cifra que contrasta con los 62,543 millones desembolsados entre enero y septiembre pasados.

El plan de negocios de la compañía para el quinquenio 2014-2018, aprobado el año pasado, había previsto inversiones por 220,600 millones de dólares, lo que habría supuesto una media de 44,120 millones por año.

El escándalo de corrupción, que está siendo investigado por la Policía Federal en el marco de la operación "Lava Jato", se refiere al desvío de sumas multimillonarias de la petrolera estatal para el pago de sobornos a políticos y a partidos oficialistas y de oposición.

Entre las empresas ligadas al escándalo de corrupción en Petrobras están Odebrecht y Queiroz Galvão, ambas vinculadas a proyectos hídricos en El Salvador durante el gobierno de Mauricio Funes. La primera precalificó para la continuación de la construcción de la represa El Chaparral y la segunda fue contratada para la expansión de la represa 5 de Noviembre. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación