Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Salvador

Pescadores de Garita Palmera esperan a náufrago salvadoreño

Sus amigos, quienes lo conocen como "Chele Cirilo", creen que sobrevivió tanto tiempo a la deriva gracias a su pericia de hombre de mar

Pescadores de Garita Palmera esperan a náufrago salvadoreño

Pescadores de Garita Palmera esperan a náufrago salvadoreño

Pescadores de Garita Palmera esperan a náufrago salvadoreño

Al regocijo y felicidad de la familia del náufrago salvadoreño que aparentemente protagonizó una milagrosa odisea tras sobrevivir a la deriva del mar durante 13 meses a bordo de un pequeño bote sin cubierta, ahora se sumaron sus amigos que el miércoles dijeron que no dudan de su pericia para sobrevivir, ni de su relato y que esperan verlo pronto.

Los pescadores dicen que José Salvador Alvarenga, de 37 años, y conocido por ellos como el "Chele Cirilo", sobrevivió tanto tiempo a la deriva y por a lo largo de 10.400 kilómetros gracias a su pericia de hombre de mar. Otros creen que recibió la ayuda de Dios mientras que su familia dijo el martes que "fue un milagro", ya que durante ocho años no supieron nada de él y lo creían muerto.

La opinión generalizada de que Alvarenga es experimentado hombre de mar y que, como ellos, navega sin tomar las más mínimas medidas de seguridad, podría explicar la misteriosa travesía cuyo relato ha generado muchas dudas por algunas inconsistencias y detalles contradictorios.

"Él es un hombre de mar, sabe cómo defenderse", dijo a The Associated Press Martín Escamilla, un pescador de 38 años de Garita Palmera, de donde es originario Alvarenga.

Al preguntarle si es posible sobrevivir en el mar sin comida y sin agua duce, Escamilla, que recién terminaba sus labores y seleccionaba la pesca, dijo "todos sabemos cómo defendernos adentro, en el mar, la comida no es problema, uno come pescados, las tortugas llegan a la orilla de la lanche y solo tenemos que meter la mano y tenemos comida".

En cuanto al agua, el hombre, todavía cubierto con sus ropas de trabajo, camisa manga larga, pantalón, y chancletas de platico, agregó que, "ya bien adentro casi siempre llueve y siempre hay agua, se toma agua lluvia".

Entre las preguntas que siguen sin respuesta sobre la historia de Alvarenga están cómo el fornido pescador sobrevivió en una zona donde solo pocos lo harían, por qué se ha olvidado de muchos detalles básicos de su vida y qué ocurrió exactamente con el adolescente que lo acompañaba y que él dice que murió.

También se sospecha por su estado físico, que para algunos es muy bueno, luego de meses sin tener acceso a agua potable y bajo la canícula del sol. Su piel tampoco parecía quemada.

Alvarenga dijo que partió al mar el 21 de diciembre de ese año, pero pescadores en la aldea de Costa Azul, desde donde dice haber partido, indicaron que un centroamericano obeso conocido como "La Chancha" (por su complexión robusta) había estado perdido desde noviembre de 2012.

Alvarenga podría haber utilizado múltiples apodos y se ha confundido cuando se le pregunta por los detalles de su viaje.

José Manuel Aragón, vocero de la oficina de Protección Civil en el estado mexicano de Chiapas, dijo que un pequeño barco pesquero que transportaba a dos hombres, Cirilo Vargas y Ezequiel Córdoba, se reportó como perdido debido a un temporal el 17 de noviembre de 2012.

También dijo que no se encontraron rastros de la nave ni de sus tripulantes pese a una intensa búsqueda de dos semanas, lo que refleja la amplia incredulidad acerca de la historia que cuenta el náufrago.

"Probablemente fue algo que fue planeado con anticipación, algo que nosotros desconocíamos", dijo Aragón. "Lo que nos competía era realizar las labores de búsqueda y rescate".

Alvarenga dijo que su compañero pescador, al que solo identificó por el nombre de Ezequiel, murió después de un mes en el mar y que él mismo arrojó su cuerpo por la borda.

Pero los pescadores salvadoreños amigos de Alvarenga no tienen duda sobre la veracidad de su historia.

"La comida no es problema, el agua, toma uno agua lluvia, y él (el chele Cirilo) dice que tomaba sus orines", dijo José Martínez, de 42 años, quien aseguró es un marino experimentado que también ha trabajado en cargueros internacionales.

Explicó que si bien el sol puede matarlos, "uno va preparado con ropa, pero mire, ya bien adentro el sol no es tan fuerte, cambia dependiendo de la zona donde uno ande, además adentro casi siempre llueve-. Yo ya he tomado agua lluvia".

"Él y Dios tienen la explicación completa", dijo.

Todos recuerdan las tardes, al terminar las labores de pesca, cuando jugaban fútbol en la arena o el campo (de fútbol). "Todos jugábamos, es la costumbre", dijo Martínez.

En esta pequeña comunidad, alejada del bullicio de la ciudad y a pocos metros del mar, la familia y amigos de Alvarenga son religiosos, evangélicos cristianos y muchos han ido a la casa de la madre del pescador para reconfortarla y orar para darle gracias a Dios "por el milagro".

"Ya con ocho años de no saber de él, pensábamos que estaba muerto, en nuestra mentalidad estaba muerto", dijo el papá del náufrago, José Ricardo Orellana.

El hombre, que se dedica a la agricultura en pequeño, luce sereno, pero confiesa que, "tengo que ser fuerte, me toca hacerle fuerza, ella (la madre María Julia Alvarenga), tiene problemas con la tensión (presión alta y es diabética. Esto la impactado bastante y cuando habla de esto se pone a llorar, ya la fui a acostar".

"Aquí han venido cientos de periodistas y nos están hablando de todas partes, hasta de Estados Unidos", dijo.

La cancillería salvadoreña informó que ya han iniciado las gestiones para repatriar al náufrago.

El viceministro de Relaciones Exteriores, Juan José García, dijo que solicitaron al Registro Nacional de la Personas Naturales toda la información de Alvarenga para extenderle un pasaporte provisional que le servirá para regresar a El Salvador.

"La información ya llegó a Japón para que se le pueda extender su documento de viaje", dijo. "Estamos trabajando para que en las próximas 48 horas el señor Alvarenga pueda iniciar su viaje".

En la oficina de prensa de la cancillería dijeron a la AP que un funcionario de la embajada de El Salvador en Japón viajará a las Islas Marshall para entrevistar al náufrago y llevarle su pasaporte provisional.

Es probable que Alvarenga viaje a El Salvador vía Estados Unidos, pero ni la ruta, ni la fecha han sido confirmadas.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación