Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pérez Molina abre debate sobre ampliar mandato presidencial

El presidente de Guatemala ha levantado polvo con la idea de discutir quedarse dos años más en el cargo cuando la Constitución indica cuatro

Otto Pérez Molina junto a la vicepresidenta, Roxana Baldetti, en enero de 2013 durante la presentación del informe de su primer año de gobierno. foto EDH /archivo

Otto Pérez Molina junto a la vicepresidenta, Roxana Baldetti, en enero de 2013 durante la presentación del informe de su primer año de gobierno. foto EDH /archivo

Otto Pérez Molina junto a la vicepresidenta, Roxana Baldetti, en enero de 2013 durante la presentación del informe de su primer año de gobierno. foto EDH /archivo

GUATEMALA. La posibilidad de ampliar el mandato presidencial o que se permita la reelección en Guatemala ha levantado el debate, al plantearlo el actual jefe de Estado, Otto Pérez Molina, quien aclara que no tiene la intención de seguir un día más en el poder después del 14 de enero del 2016.

Pérez Molina ha hecho la invitación "seria" y "responsable" a los diferentes sectores, para que se analice la posibilidad de ampliar de 4 a 6 años el mandato del jefe de Estado o incluso la reelección.

Pérez Molina, sin embargo, descarta encabezar la polémica o presentar una iniciativa ante el Congreso, debido a que la oposición pensará que quiere perpetuarse en el poder, lo cual no tiene contemplado, según ha defendido esta semana.

"Es una invitación seria a la discusión la que estamos haciendo", repitió, durante esta semana, el gobernante a periodistas durante sus giras de trabajo por el interior del país.

En opinión del mandatario, los sectores organizados y del Estado son los que se deben involucrar en la discusión para ampliar el mandato o para hablar de la eventual reelección.

El periodo presidencial y de los diputados al Congreso de Guatemala se redujo de cinco a cuatro años en 1994, tras una consulta popular impulsada por el entonces jefe de Estado, Ramiro de Léon Carpio.

La iniciativa de debatir sobre la necesidad de ampliar el periodo de gobierno, ya ha provocado el rechazo de la cúpula empresarial y expresidentes, por estar prohibido en la Constitución.

El Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras (Cacif) asegura en un comunicado, que la intención de la ampliación del mandato o de la eventual reelección viola la Constitución de 1985.

"El sector empresarial organizado, en observancia de lo que la Constitución Política de la República, claramente prescribe en su artículo 187, manifiesta que se debe acatar y respetar el periodo constitucional para el cual fueron electos los funcionarios públicos", señala el breve texto.

Sostiene que cualquier intento de prolongar ese período "es violatorio de la Constitución y es constitutivo de delito".

El expresidente, Vinicio Cerezo, quien estuvo cinco años en el poder entre 1986-1991, considera que fue un error haber reducido el mandato.

Cerezo fue el primer mandatario, de la nueva era democrática de este país centroamericano, luego de varios gobiernos militares que se sucedieron en el poder mediante golpes de Estado y fraudes electorales.

"Siempre es sano conversar y dialogar sobre temas de tanto interés en el país. Efectivamente, considero que fue un error reducir el mandato Presidencial", señala Cerezo, actual presidente de la Fundación Esquipulas, que se dedica a analizar temas de integración centroamericana.

El expresidente, subraya que la reelección debería ser una opción, aunque aclara que de cualquier modo el pueblo siempre decide.

"Creo que la Constitución necesita una revisión a fondo, para analizar los aspectos estructurales, más allá de los temas relacionados con la Presidencia de la República", dice.

Durante un programa radial del pasado lunes, Cerezo advirtió que abrir una discusión como la que plantea el actual mandatario guatemalteco, puede generar una crisis de tipo jurídico.

En su opinión, el planteamiento se hace en un momento "muy complicado" por las próximas elecciones de 2015, lo cual crearía una "crisis electoral".

También, dijo, "se podría crear una crisis de tipo jurídico, porque la Constitución señala que hablar de la prolongación de un periodo presidencial es delito y cualquier persona podría iniciar un procedimiento penal".

Cerezo, manifestó que un Estado democrático "no necesita prolongar los periodos presidenciales porque no es un banco", aunque consideró que se tienen que hacer reformas constitucionales pero pensando en el bien común.

"Entiendo al presidente Pérez Molina, porque tiene ciertos niveles de popularidad, pero lo que tiene que hacer es tratar de ganar las próximas elecciones con su candidato para darle continuidad a sus políticas", aseveró.

Por su parte, el expresidente Álvaro Colom (2008-2012), calificó de "inoportuno" el planteamiento, debido a la prohibición constitucional.

Colom, actual diputado al Parlamento Centroamericano, señaló que el sistema legal de Guatemala permite la continuidad porque no existe una prohibición para que el partido de gobierno participe en las elecciones.

Sin embargo, hasta ahora, ninguno ha podido romper con ese paradigma en el vecino país.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación