Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Peña envía a la Gendarmería a controlar Iguala

En esa zona desaparecieron 43 estudiantes; el fin de semana hallaron 28 cuerpos en fosas comunes.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, condenó los hechos en Iguala, Guerrero.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, condenó los hechos en Iguala, Guerrero.

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, condenó los hechos en Iguala, Guerrero.

MÉXICO. El Gobierno mexicano anunció ayer que las fuerzas de seguridad federales asumieron el control de la seguridad de Iguala, en Guerrero, donde 43 estudiantes desaparecieron hace 10 días, y desarmaron a los policías locales.

El titular de la Comisión Nacional de Seguridad (CNS), Monte Alejandro Rubido, dijo que el objetivo del despliegue de gendarmes y militares es contribuir a que "los hechos delictivos que han trastocado la vida de esa región de Guerrero) no queden impunes" y participar en la búsqueda de los 43 jóvenes.

La noche del 26 al 27 de septiembre pasado unos 22 policías municipales y presuntos miembros del grupo criminal Guerreros Unidos dispararon contra estudiantes de la Escuela Normal de Ayotzinapa (dedicada a la formación de maestros de primaria) y un autobús de un equipo de fútbol juvenil.

Los ataques, en los que murieron seis personas y 25 resultaron heridas, comenzaron después de que los alumnos se apoderaran ilegalmente de varios autobuses privados para regresar a su escuela, que funciona como internado, luego de hacer una colecta en Iguala.

Esa noche desaparecieron decenas de jóvenes, que según varios testigos, fueron subidos a varias patrullas de la Policía sin que hasta ahora se conozca su paradero, si bien el fin se semana pasado fueron halladas seis fosas con 28 cuerpos que podrían corresponder a algunos de los estudiantes desaparecidos.

En un mensaje a los medios de comunicación, Rubido explicó que la seguridad pública de Iguala está a partir de ayer en manos de la Gendarmería, una nueva división de la Policía Federal, que en "condiciones especiales contará con el acompañamiento del Ejercito", pero no precisó el número del personal desplegado.

El presidente Enrique Peña Nieto calificó ayer los hechos de "indignantes, dolorosos e inaceptables" y ordenó a su gobierno dar con los responsables para evitar que haya impunidad en los hechos ocurridos en Iguala.

Organizaciones internacionales están preocupadas de que sea un posible caso de ejecuciones sumaria—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación