Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Conferencia Mundial en Brasil

En peligro meta global sobre trabajo infantil, según OIT

De los 168 millones de menores de edad que están involucrados en actividades laborales, organismos internacionales consideran que unos 15 millones están ligados al trabajo en sus peores formas

Foto/ Archivo

Foto/ Archivo

Foto/ Archivo

La meta mundial de erradicar las peores formas de trabajo infantil para 2016 enfrenta peligro de quedar sin ser alcanzada, advirtió el martes el director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Guy Ryder.

Al abrir en Brasilia la tercera conferencia mundial sobre los menores en el trabajo, Ryder recordó que la comunidad internacional adoptó en 2006 la meta de eliminar en una década el trabajo infantil en sus peores manifestaciones, que se refiere a aquellas que ponen riesgo la vida o integridad del menor, como la explotación sexual con fines de prostitución o pornografía, el uso de niños como soldados u otros en condiciones denigrantes.

"Con el ritmo actual, no alcanzaremos la meta, tenemos que hacer mejor", advirtió el británico Ryder en la apertura del foro en Brasilia. "Tenemos que renovar el compromiso con la eliminación de las peores formas de trabajo infantil lo antes posible".

De los 168 millones de menores que están involucrados en actividades laborales, organismos internacionales consideran que unos 15 millones están ligados al trabajo en sus peores formas. Bajo los auspicios de la OIT, la comunidad mundial promulgó la convención 182 por la erradicación de las peores formas del trabajo infantil, que cuenta con 177 países signatarios.

Ryder advirtió que para llegar a la meta de eliminar completamente esas formas de empleo de menores, será necesario incorporar a los nueve países que no adhirieron, como parte de un esfuerzo colectivo por cumplir con el compromiso de combatir la presencia de menores en actividades laborales.

Tales países son Cuba, Eritrea, India, Islas Marshall, Myanmar, Palau, Somalia y Tuvalú.

"Existe un peligro de que, al llegar a los últimos kilómetros de la larga marcha contra el trabajo infantil, la comunidad internacional aparte su mirada de las metas. No podemos permitirlo, eliminar el trabajo infantil no es un sueño, estamos aquí para elaborar una acción estratégica que consiga esa meta", sostuvo Ryder.

Según el último informe de la OIT sobre el tema, hay 168 millones de menores en el mercado laboral, una reducción de 78 millones desde 2000, cuando se comenzó a registrar ese dato.

El sector que más emplea niños es la agricultura, mientras que África es el continente que menos ha avanzado en la eliminación del fenómeno del trabajo infantil.

Brasil fue escogido como sede del encuentro de tres días, que reúne a 1,300 delegados de 152 países, por encima de los 80 países representados en la conferencia anterior, celebrada en 2010 en La Haya, Holanda, como un reconocimiento a sus avances en el combate al empleo infantil.

En la apertura del encuentro, la presidenta brasileña Dilma Rousseff destacó que desde 2012 su país redujo en 67% el empleo de menores, por encima del promedio mundial de 36%, lo que atribuyó a un conjunto de esfuerzos por eliminar la pobreza y universalizar el acceso a la educación.

Recordó que los países del Mercosur, una unión aduanera en la que Brasil participa junto a Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela, existe un acuerdo en marcha para combatir el tráfico de menores con fines de explotación sexual.

"Brasil es un ejemplo de que con voluntad política y acciones consistentes, acciones continuadas y permanentes, es posible poner en marcha la fuerza transformadora de la cooperación que nos llevará a erradicar el trabajo infantil", manifestó Rousseff.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación