Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Parlamento de Ucrania nombra a presidente interino, busca nuevo gobierno

Un día después de destituir a Viktor Yanukovich con la ayuda de votos de su propio partido, el Congreso le entregó temporalmente poderes presidenciales a Oleksander Turchinov, quien el sábado fue electo jefe del cuerpo legislativo

La gente rodea un improvisado memorial mientras se reúne para recordar a las víctimas de los recientes enfrentamientos en el centro de Kiev. Foto/ Reuters

La gente rodea un improvisado memorial mientras se reúne para recordar a las víctimas de los recientes enfrentamientos en el centro de Kiev. Foto/ Reuters

La gente rodea un improvisado memorial mientras se reúne para recordar a las víctimas de los recientes enfrentamientos en el centro de Kiev. Foto/ Reuters

El Parlamento ucraniano, que ejerce el poder desde la destitución del presidente tras masivas protestas, nombró el domingo a su líder como jefe de Estado interino en reemplazo de Viktor Yanukovich y trabaja para formar un nuevo Gobierno.

En una caótica votación en la cámara, situada cerca de la principal plaza de Kiev donde todavía acampan manifestantes con una sensación de victoria y al mismo tiempo cautela, los legisladores despojaron al presidente de su residencia luego de que la abandonó.

La opulencia del lugar, que quedó al descubierto, alimentó las demandas de que el líder apoyado por Rusia y sus aliados deben ser juzgados por corrupción a gran escala.

La Unión Europea y Rusia, que compiten por aumentar su influencia sobre la gigantesca república ex soviética, consideraban sus próximas medidas.

Funcionarios de la UE dijeron que estaban dispuestos a ayudar a Ucrania, mientras que Rusia, con su estrategia de financiar a Yanukovich, dijo que congelaría los envíos de dinero hasta saber quién queda a cargo.

Funcionarios de seguridad nombrados por el Parlamento anunciaron medidas legales contra los miembros del Gobierno saliente y contra los responsables de ataques de francotiradores y policiales contra manifestantes en los hechos de violencia que dejaron 82 muertos en Kiev la semana pasada.

Un día después de destituir a Yanukovich con la ayuda de votos de su propio partido, el Parlamento le entregó temporalmente poderes presidenciales a Oleksander Turchinov, quien el sábado fue electo jefe del cuerpo legislativo.

Aliado de la opositora recientemente liberada de prisión Yulia Tymoshenko, Turchinov pidió que se nombre un primer ministro interino para el martes a fin de gobernar el país hasta las elecciones presidenciales del 25 de mayo.

Entre los candidatos podría estar Tymoshenko, de 53 años, quien el 2010 perdió ante Yanukovich y posteriormente fue encarcelada por corrupción.

Pero Tymoshenko dijo el domingo que no quería ser considerada para el puesto de primera ministra. Sus palabras sugirieron que más bien podría considerar optar de nuevo a la jefatura del Estado.

Yanukovich, de 63 años, denunció que fue objeto de lo que calificó como un "golpe de Estado" que asemejaba a la Alemania nazi. El sábado habló por televisión desde lo que parecía una habitación de hotel en una ciudad cerca de la frontera con Rusia.

UE DISPUESTA A ACUERDO

Mientras tanto, la Comisión Europea dijo el domingo que estaba dispuesta a cerrar un acuerdo comercial con Ucrania y ofrecer ayuda una vez que se forme el nuevo gobierno, y que creía que el acuerdo interesaba a ambas partes y que se firmaría.

La crisis en Ucrania comenzó el año pasado cuando el presidente Yanukovich rechazó una propuesta de acuerdo comercial con la UE en favor de un acercamiento a Rusia, que prometió prestar a Kiev 15,000 millones de dólares y reducir el precio del gas.

"Creo que sí, que (los ucranianos) van a firmar ese acuerdo", dijo el comisario de Comercio de la UE, Karel De Gucht, a Sky News el domingo en una entrevista para televisión.

"No sé cuándo. Primero necesitamos un gobierno, y tiene que haber una decisión democrática y una situación estable", agregó.

En tanto que la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente ruso, Vladimir Putin, coincidieron durante una conversación telefónica el domingo que la "integridad territorial" de Ucrania debe ser preservada y que el país necesita con urgencia un Gobierno operativo.

Ambos líderes "destacaron su interés común en una Ucrania estable, tanto en términos económicos como políticos", dijo el portavoz de Merkel Steffen Seibert en un comunicado, agregando que acordaron mantenerse en contacto.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación