Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Se paraliza producción de Toyota y GM en Venezuela

La industria automotriz está acorralada por la falta de divisas para comprar las partes para ensamblar los autos. En enero la producción cayó en crisis. Miles de empleos están en peligro

Toyota paralizará sus operaciones indefinidamente a partir del 13 de febrero pues ya no tiene autopartes para el ensamblaje de sus vehículos. Foto EDH

Toyota paralizará sus operaciones indefinidamente a partir del 13 de febrero pues ya no tiene autopartes para el ensamblaje de sus vehículos. Foto EDH

Toyota paralizará sus operaciones indefinidamente a partir del 13 de febrero pues ya no tiene autopartes para el ensamblaje de sus vehículos. Foto EDH

La inflación, los controles de precios y la escasez de divisas en Venezuela han obligado a las ensambladoras de vehículos Toyota y General Motors (GM) a parar su producción porque ya no tienen dinero para comprar las partes para su ensamblaje.

Solo en la planta de Toyota para Latinoamérica en Cumaná trabajan más de 2 mil venezolanos que ahora están en vilo por sus empleos, pero los sindicatos locales dicen que más de 12 mil plazas podrían verse afectadas.

A través de un comunicado a sus empleados, la automotriz japonesa Toyota anunció "un freno indefinido" a partir del 13 de febrero.

"Nos encontramos en una situación sumamente difícil por diferentes causas, ajenas a nuestra voluntad, que afectan la continuidad operacional debido al faltante de piezas", reza parte del comunicado difundido en Cumaná.

Otra fuente, citada por agencias de noticias, indicó que el cierre será por 45 días o hasta que el gobierno venezolano les otorgue las divisas para comprar su materia prima.

El régimen chavista mantiene un férreo control cambiario desde 2003, por lo que casi no se producen partes ni repuestos para autos, sino que se importan para su ensamblaje con dólares asignados por el Estado a las empresas, que suelen quejarse de problemas en su producción por retrasos en la concesión de divisas.

"Vamos a cerrar inicialmente durante 45 días en espera que nos sean otorgadas las divisas para importar las autopartes", afirmó.

En el comunicado se le explica a los colaboradores que la parada de producción se hará de forma escalonada y fraccionaria, por áreas de trabajo, en la medida en que se agoten los inventarios.

La compañía garantizará el pago del salario básico en las dos primeras semanas de parada de producción a todos los empleados, pero posteriormente se les informará de las decisiones que se tomen para afrontar su situación.

La Federación de Trabajadores Automotrices, Autopartistas y Conexas, que agrupa a buena parte de los sindicatos del sector, ha denunciado que están en riesgo los puestos de trabajo por la falta de divisas.

"Más de 12 mil puestos de trabajo directos se pueden ver afectados a través de estas medidas que mantienen prácticamente a todas las ensambladores detenidas. Además cerca de 30 mil puestos de trabajo indirectos, en lo que es autopartes, caucheras, transportistas", indicó la federación en un trabajo publicado en el portal Aporrea.

Según la Cámara Automotriz de Venezuela (Cavenez), la producción de vehículos en las ensambladoras privadas venezolanas registró una caída de 84.78 % en enero de este año en comparación al mismo mes de 2013, al producir solo 296 unidades frente a las 1,945 unidades el año pasado. De esos 296 vehículos, el 98 % había sido ensamblado en la planta Toyota.

En todo 2013 se produjeron en Venezuela 72 mil vehículos, cifra que marcó una caída de más de 30 % respecto de 2012, cuando se habían superado las 104 mil unidades.

El presidente de Cavenez, Enrique González, dijo que la drástica caída de la producción privada obedece al "gran nivel de deuda con proveedores internacionales", por los "atrasos en la escasa" oferta de divisas entregada al sector privado.

GM se declara "ociosa"

General Motors también confirmó al periódico estadounidense Wall Street Journal que paralizó su producción. El jefe de la Oficina de Finanzas de la Corporación, Chuck Stevens, aseguró que la planta se ha declarado "ociosa" debido a la inflación, los controles de precios y la escasez de divisas.

"No vemos el horizonte y una resolución a las operaciones de negocios en Venezuela", dijo el vicepresidente ejecutivo y director financiero de GM, declaró Stevens.

El representante declaró esta información en una entrevista en la que se analizaba la caída del 13 % de las ventas de la compañía.

El directivo también señaló que los resultados en Suramérica durante el primer trimestre de 2014 serán "más débiles debido principalmente a la reducida producción en Venezuela". Asimismo, indicó que la compañía registró una partida extraordinaria de 162 millones de dólares por la devaluación del bolívar.

Las empresas automotrices solo pueden adquirir dólares a través de un complejo proceso burocrático de subastas, denominado SICAD, a una tasa actual que oscila entre 11 y 12 bolívares por dólar. Las importaciones prioritarias pueden solicitar dólares a 6.30 bolívares, mientras que en el ilegal mercado paralelo la divisa estadounidense cotiza alrededor de 11 veces más caro, en torno de los 70 bolívares.

Para muchos, la restricción en la adquisición de divisas es la base de los desequilibrios económicos en el país, que en 2013 registró una inflación de 56.2 % y una escasez de productos de 22.2 % en diciembre.

Maduro: "Que venga alguien de Japón..."

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, anunció que convocó al gerente de Toyota para Latinoamérica o algún otro ejecutivo de su sede en Japón, luego de que la empresa anunciara la suspensión "indefinida" de su producción en el país por falta de piezas.

"Le ordené al ministro de Industrias que cite al jefe de la Toyota para América Latina o que venga de Japón alguien", afirmó.

En seguida, dijo que no quiere hablar con los ejecutivos locales, a los que llamó "intermediarios, muchos señoritos, gerenticos, que están apostando todo el tiempo, cada vez que hay alguna dificultad, a lo mismo: noticia que se va la Toyota. No hay que ser muy inteligente para descubrir detrás intereses políticos, politiqueros".

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación