Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Papa sobre disidentes en Cuba: “yo no iba a dar audiencias a nadie”

Ayer,  la líder del movimiento disidente Damas de Blanco denunció que durante la visita del Papa a su país vivieron “mucha represión por parte del régimen castrista

Marcha desde la Basílica de la Inmaculada Concepción hasta la plaza frente a la Casa Blanca pide al Papa pronunciarse por los inmigrantes.

Una marcha desde la Basílica de la Inmaculada Concepción hasta la plaza frente a la Casa Blanca pide al Papa pronunciarse por los inmigrantes.  | Foto por Tomás Guevara

Una marcha desde la Basílica de la Inmaculada Concepción hasta la plaza frente a la Casa Blanca pide al Papa pronunciarse por los inmigrantes. 

A BORDO DEL AVIÓN PAPAL. El Papa Francisco dijo ayer que durante su estancia en Cuba no tenía previsto dar audiencias “a nadie” al ser preguntado sobre por qué no mantuvo un encuentro con miembros de la disidencia cubana.

El pontífice agregó a bordo del avión papal que no tuvo conocimiento de que hubiera habido detenciones de disidentes que pretendieron mantener una reunión con él durante su visita a la isla, que ayer terminó en Santiago de Cuba (este).

“Lo que quiero decir es que no lo sé”, reconoció el Papa a los medios internacionales que iban en el avión en el que viajó desde Cuba a Estados Unidos, donde cumplirá la segunda parte de su décimo viaje internacional.

“No sé si estaban o no estaban”, declaró después de recordar que saludó a mucha gente durante sus actos públicos en Cuba y de aludir a que si hubo en ellos algún disidente no lo supo realmente pues “ninguno se identificó”.

“En la nunciatura primero estuvo bien claro que yo no iba a dar audiencias a nadie, porque se pidieron”, admitió Francisco, quien reveló que pidieron tener un encuentro con él “incluso algún jefe de Estado”, cuya identidad no reveló.

Pero preguntado sobre si estaría dispuesto a reunirse con disidentes cubanos, el Papa contestó: “a mí me gusta encontrarme con toda la gente, considero que primero toda persona es hijo de Dios y tiene derecho” a ello.

“Siempre un trato con otra persona enriquece”, agregó Jorge Bergoglio.

La ausencia de una reunión con miembros de la oposición política al régimen castrista fue un asunto sobre el que se preguntó al Vaticano durante la visita del Papa a Cuba, pero la Santa Sede insistió en que nunca se había previsto organizar un encuentro formal.

El Vaticano sí dijo que se mantuvieron contactos telefónicos con la disidencia para explorar la posibilidad de que algunos de sus miembros saludaran al pontífice, pero que esto al final no ocurrió.

Por su parte, la líder del movimiento disidente Damas de Blanco, Berta Soler, denunció ayer a través de Cadena 3 que durante la visita del Papa a su país vivieron “mucha represión por parte del régimen castrista”.

“Han tenido sitiada nuestra vivienda desde el martes 15 (de septiembre) y hay muchos activistas de derechos humanos que permanecen detenidos y no sabemos nada de ellos”, aseguró.

Recordó que recibió una invitación por parte del secretario de misión apostólica en Cuba, la Nunciatura para recibir al Sumo Pontífice el sábado en el aeropuerto, pero cuando se dirigía hacia el punto de encuentro fue detenida junto a su marido.

La disidente sostuvo que hubo arrestos similares a sus compañeras en otras provincias como Matanzas, Villa Clara, Guantánamo, Holguín y Santiago de Cuba.  

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación