Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Papa reorganiza el banco vaticano

Cardenales que fueron parte de la institución durante escándalos financieros fueron sustituidos.

El Papa reorganiza el banco vaticano

El Papa reorganiza el banco vaticano

El Papa reorganiza el banco vaticano

El papa Francisco adoptó nuevas medidas el miércoles a fin de reorganizar el banco del Vaticano, y designó a varios cardenales para que reemplacen a los que estuvieron durante el escándalo.

Solamente un cardenal de la comisión anterior que supervisaba las operaciones del banco, Jean-Louis Tauran, permaneció en el cargo.

Francisco designó el miércoles otros cuatro cardenales para completar la comisión, incluyendo su secretario de estado, el cardenal-electo Pietro Parolin, y el cardenal Santos Abril y Castello, un amigo.

Los otros miembros son el cardenal Christoph Schoenborn, arzobispo de Viena, y el cardenal Thomas Collins, arzobispo de Toronto.

El 16 de febrero del 2013, días antes de anunciar su renuncia, el papa Benedicto XVI confirmó a los miembros del consejo supervisor del banco por otros cinco años. Entre ellos estaba el asistente y secretario de estado, el cardenal Tarcisio Bertone, quien fue ampliamente culpado de muchas de las fallas administrativas del Vaticano bajo el mandato de Benedicto.

Francisco prácticamente anuló el decreto de Benedicto, sustituyendo a Bertone y a otros miembros de la comisión en sus cargos para reformar el banco, llamado oficialmente Instituto de Obras Religiosas.

A mediados de año, Francisco designó a un amigo de confianza, monseñor Battista Ricca, para que ocupara el cargo supervisor y designó una comisión investigadora independiente que examine las actividades del banco y su estatus legal.

Esas decisiones fueron adoptadas en los días en torno al primero de julio de los dos gerentes más importantes del banco y la detención de un contador del Vaticano con varias cuentas de la Santa Sede por acusaciones de conspirar para introducir de contrabando 20 millones de euros (26 millones de dólares) en Italia procedentes de Suiza.

El contador, apodado "Monseñor 500" por el tipo de billetes que al parecer prefería, es juzgado ahora en Roma por las acusaciones de contrabando y en investigado en su ciudad natal de Salerno, en el sur de Italia, en un caso de lavado de dinero en el que están mezcladas sus cuentas del Vaticano.

En el 2012 fue cesado el entonces presidente del banco, Ettore Gotti Tedeschi. El consejo acusó a Gotti Tedeschi de incompetencia y no realizar debidamente su trabajo.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación