Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Papa pide terminar con el tráfico de personas, lo llama un crimen contra la humanidad

Francisco se dirigió a la sesión final de una conferencia de dos días auspiciada por el Vaticano sobre la trata de personas

Imagen cedida por el diario vaticano L'Osservatore Romano que muestra al papa Francisco saludando a algunos miembros de la Pontificia Universidad Gregoriana.

Imagen cedida por el diario vaticano L'Osservatore Romano que muestra al papa Francisco saludando a algunos miembros de la Pontificia Universidad Gregoriana.

Imagen cedida por el diario vaticano L\'Osservatore Romano que muestra al papa Francisco saludando a algunos miembros de la Pontificia Universidad Gregoriana.

Francisco se dirigió a la sesión final de una conferencia de dos días auspiciada por el Vaticano sobre la trata de personasEl Papa Francisco dijo "basta" el jueves al tráfico de personas, denunciándolo como un crimen contra la humanidad, mientras que autoridades de policía y grupos religiosos de todo el mundo se comprometieron a trabajar juntos para combatirlo.

Francisco se dirigió a la sesión final de una conferencia de dos días auspiciada por el Vaticano sobre el tráfico de personas, a la que asistieron importantes autoridades de las agencias de la ley, políticos y representantes de religiones.

"El tráfico de personas es una herida abierta en el cuerpo de la sociedad contemporánea, una herida en el cuerpo de Cristo. Es un crimen contra la humanidad", dijo el Papa.

Apartándose de su discurso preparado, Francisco dijo que había muchas "personas de buena voluntad que quieren gritar 'basta' al tráfico de personas".

Los participantes incluían a la ministra del Interior británica, Theresa May; al secretario general de Interpol, Ronald Noble; el jefe de la Policía Metropolitana de Londres, Sir Bernard Hogan-Howe; y activistas contra el tráfico de personas de todo el mundo, en gran parte monjas.

Según un informe de octubre de la organización de caridad Walk Free Foundation, casi 30 millones de personas viven en la esclavitud en todo el mundo, muchos de ellos hombres, mujeres y niños traficados por grupos como trabajadores sexuales y mano de obra no calificada.

Hogan-Howe dijo a periodistas que el compromiso entre los grupos de la Iglesia que trabajan con víctimas del tráfico de personas y las fuerzas policiales para cooperar es vital.

"Esta es una cadena bastante poderosa. Tenemos a los jefes de varias fuerzas policiales y muchas personas que son líderes. Están comprometidos", afirmó.

Agregó que era importante que líderes como el Papa hagan llamamientos contra el tráfico de personas y lo califiquen de crimen contra la humanidad porque esas denuncias pueden dar resultados concretos.

"Además de ser una declaración, alienta a los gobiernos a aprobar leyes. Al hacer semejante declaración, alienta a los gobiernos a darle al tema una prioridad muy alta", agregó.

El cardenal Vincent Nichols, arzobispo de Westminster, dijo: "Supimos que solo el 1 por ciento de personas en situación de esclavitud son rescatadas. El comentario fue que la esclavitud nunca estuvo tan extendida en el mundo como en la actualidad".

El Papa argentino ha hecho de la defensa de los pobres y vulnerables un pilar de su papado, emitiendo varios llamamientos por la protección de los refugiados.

El primer viaje del Papa tras su elección fue a Lampedusa, una isla ubicada entre Sicilia y Túnez donde terminan muchas víctimas del tráfico de personas. Francisco rindió tributo en el lugar a las víctimas que han muerto en el mar.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación