Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Papa pide más acción para solucionar crisis de inmigración

Desde que fue elegido Pontífice en 2013, se ha pronunciado varias veces sobre el tema migratorio.

El Papa Francisco, antes de abordar el avión que lo llevó a Albania el domingo.

El Papa Francisco, antes de abordar el avión que lo llevó a Albania el domingo.

El Papa Francisco, antes de abordar el avión que lo llevó a Albania el domingo.

CIUDAD DEL VATICANO. EL Papa Francisco instó ayer a los países a unir fuerzas para ayudar al creciente número de emigrantes, miles de los cuales han muerto este año en arriesgados viajes para escapar de la pobreza y la guerra.

El mensaje del Pontífice se da en momentos en que la migración por vía marítima del norte de África a Europa alcanza niveles récord y EE. UU. experimenta un aumento en el número de niños centroamericanos que intentan cruzar la frontera del sur del país.

"Grandes números de personas están dejando sus países, con una maleta cargada de temores y deseos, para emprender un prometedor y peligroso viaje en busca de condiciones más humanas de vida", dijo el Papa en el mensaje.

Asimismo, aseguró que existe un "mandamiento bíblico" que habla "de acoger con respeto y solidaridad al extranjero necesitado", especialmente "en una época de tan vastas migraciones".

Francisco llamó a la creación de una "red universal de cooperación", al sostener que las organizaciones en todo el mundo están haciendo esfuerzos "loables" pero que se necesita una acción más decisiva para garantizar condiciones humanas para los emigrantes.

El pontífice recordó que "Jesucristo espera siempre" que se le reconozca "en los emigrantes y en los desplazados, en los refugiados y en los exiliados" y llama a "compartir los recursos de todos los cristianos y, en ocasiones, a renunciar a su bienestar".

Además, insistió en la necesidad de "intensificar los esfuerzos para crear las condiciones adecuadas" que garanticen "una progresiva disminución de las razones que llevan a pueblos enteros a dejar su patria a causa de guerras y carestías, que a menudo se concatenan unas a otras".

El Papa envió un mensaje personal a quienes se ven o se han visto obligados a abandonar sus hogares.

"Queridos emigrantes y refugiados, ocupáis un lugar especial en el corazón de la Iglesia, y la ayudáis a tener un corazón más grande para manifestar su maternidad con la entera familia humana. No perdáis la confianza ni la esperanza", concluyó.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación