Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El Papa Francisco refuerza leyes contra blanqueo de dinero

La nueva norma se adapta a leyes internacionales

El Papa Francisco aprobó una reforma del código penal de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano. foto edh

El Papa Francisco aprobó una reforma del código penal de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano. foto edh

El Papa Francisco aprobó una reforma del código penal de la Santa Sede y del Estado de la Ciudad del Vaticano. foto edh

ROMA. El Papa Francisco publicó un Motu Proprio por el que elimina la cadena perpetua en el Vaticano, que es sustituida por una pena máxima de 30 a 35 años, y endurece las penas contra la pederastia, la filtración de documentos y el blanqueo de dinero, según un comunicado del Vaticano.

Las modificaciones introducidas en materia administrativa y penal entrarán en vigor el 1 de septiembre de 2013.

Con esta reforma, aprobada a través de un "Motu Proprio" (documento papal), Francisco prosigue la puesta al día del ordenamiento jurídico en la línea ya comenzada en 2010 por el Papa Benedicto XVI, según informó el Vaticano.

Estarán sujetos a las nuevas normas todos los funcionarios vaticanos y empleados de la curia, además del nuncio apostólico, el personal diplomático de la Santa Sede y todos los empleados de organismos e instituciones relacionados con el gobierno de la Iglesia.

Además de la supresión de la cadena perpetua, que se sustituye por penas de 30 a 35 años de prisión, la reforma del Papa francisco Jorge Mario Bergoglio reserva un epígrafe para los delitos de genocidio y apartheid en consonancia con lo dispuesto en el Estatuto de la Corte Penal Internacional de 1998. Además, la nueva legislación permite también a los tribunales de la Santa Sede juzgar "delitos cometidos contra la seguridad, los intereses fundamentales y el patrimonio de la Santa Sede".

"En nuestros tiempos", explica el Papa, "el bien común está cada vez más amenazado por la delincuencia organizada y transnacional, el uso inapropiado del mercado y de la economía, además de por el terrorismo".

En el mismo documento, el Pontífice modifica el artículo 116 del Código Penal, relativo a 'Delitos contra la patria', para reformular y configurar los delitos de sustracción, robo de documentos reservados y divulgación de noticias, para los que fija una pena de seis meses a dos años, en casos leves, y de cuatro a ocho en casos más graves.

Esta modificación tiene lugar después de que se produjera el escándalo "Vatileaks", por el que el exmayordomo de Benedicto XVI, Paolo Gabriele, fue arrestado, juzgado y condenado a una pena de 18 meses por robo de documentos reservados del departamento pontificio, aunque después recibió la gracia de Benedicto XVI.

Además el texto introduce un sistema de sanciones de inhabilitación y multa "por todos los casos en que se realicen actividades criminales cometidas por los órganos o empleados". —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación