Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Papa Francisco: "El marxismo es una ideología equivocada"

Las declaraciones las dio en una entrevista con el diario italiano La Stampa

El Papa Francisco saluda a los fieles a su llegada a la audiencia general en la Plaza de San Pedro de la Ciudad del Vaticano. foto edh / efe

El Papa Francisco saluda a los fieles a su llegada a la audiencia general en la Plaza de San Pedro de la Ciudad del Vaticano. foto edh /...

El Papa Francisco saluda a los fieles a su llegada a la audiencia general en la Plaza de San Pedro de la Ciudad del Vaticano. foto edh / efe

EL VATICANO. El papa Francisco afirmó que "la ideología marxista está equivocada", pero negó, en declaraciones al periódico italiano La Stampa, sentirse "ofendido" de haber sido tachado de "marxista" por ultraconservadores estadounidenses.

El Papa Francisco, en respuesta a los críticos que afirman que sus ideas socioeconómicas son de corte comunista, dijo en una entrevista al periódico italiano, ayer, que no es marxista.

"La ideología marxista está equivocada", enfatizó, pero matizó que "en mi vida he conocido a muchos marxistas buenos como personas, y por esto no me siento ofendido" de las críticas que le han hecho.

En su exhortación "Evangelii gaudium", que divulgó el mes pasado, considerado una plataforma para su papado, Francisco criticó la "dictadura de la economía sin un rostro y sin un objetivo verdaderamente humano".

En su respuesta a las críticas, Francisco dijo que no estaba hablando como "un técnico, sino según la Doctrina Social de la Iglesia, y eso no significa ser marxista". Añadió que simplemente trataba de presentar un "panorama de lo que está ocurriendo" hoy en el mundo.

Refiriéndose a la Navidad, el Pontífice también consideró que "cuando los cristianos se olvidan de la esperanza y de la ternura se vuelven una Iglesia fría, que no sabe dónde ir y se enreda en las ideologías, en las actitudes mundanas".

"La Navidad no fue una denuncia de la injusticia social, de la pobreza, sino un anuncio de alegría. Todo lo demás son conclusiones que sacamos nosotros. Algunas correctas, otras menos y otras más ideologizadas", estimó.

Hoy en día, el mensaje de la Navidad "nos habla de la ternura y de la esperanza. Dios, al encontrarse con nosotros, nos dice dos cosas. La primera: tengan esperanza. Dios siempre abre las puertas, no las cierra nunca. Es el padre que nos abre las puertas. Segunda: no tengan miedo de la ternura", declaró Francisco.

El mes pasado, el presentador de un programa de radio de Estados Unidos Rush Limbaugh, que tiene muchos seguidores en su país, criticó al pontífice por sus comentarios escritos sobre la economía mundial. Limbaugh, quien no es católico, dijo que partes del documento eran "puro marxismo en la boca del Papa".

Según algunos de sus biógrafos, el papa argentino no es marxista, sino que, sin ser un ultraconservador, se enfrentó con sacerdotes jesuitas tentados por el marxismo. Frente a la teología de la liberación, el hoy papa propuso en los años 70 una "teología del pueblo" que no era marxista.

En la entrevista, Francisco también negó las informaciones de que designaría a una mujer como cardenal, aclaró que se habían hecho progresos para limpiar las finanzas vaticanas y confirmó que visitará Israel y los territorios palestinos el año próximo.

Preguntado sobre los rumores de que una mujer podría ser ordenada cardenal a principios del año próximo, Francisco dijo: "No sé de dónde sale esa idea. Las mujeres en la Iglesia han de ser valoradas, no clericalizadas".

Francisco enfatizó en que un comité de ocho cardenales de todo el mundo, quienes le aconsejan sobre cambios en la estructura del Vaticano, le harían sus primeras recomendaciones formales en febrero, pero que esa reforma sería una "labor larga".

Añadió que la reforma de las finanzas del Vaticano iba "en el camino correcto" y expresó su satisfacción por que el comité del Consejo de Europa llamado Moneyval diera al Vaticano una buena evaluación de sus esfuerzos por cumplir los criterios financieros internacionales.

Francisco indicó que aún no había decidido qué hacer con el Banco Vaticano, que ha estado salpicado por los escándalos durante décadas. En el pasado no había descartado cerrarlo. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación