Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

El papa Francisco llega a Nueva York

Allí encabezará un servicio religioso en la remozada catedral de San Patricio donde se congregaron multitudes

Papa Francisco

El papa Francisco saluda a estudiantes de quinto grado a su llegada al aeropuerto internacional John F. Kennedy en Nueva York.  | Foto por AP

El papa Francisco llegó la tarde de este jueves a Nueva York para iniciar su primera visita como pontífice a la ciudad, donde tendrá una cargada agenda que incluirá actos multitudinarios y un discurso ante los líderes mundiales en las Naciones Unidas. 

El avión de Francisco aterrizó poco después de las 17.00 hora local (21.00 GMT) en el aeropuerto John Fitzgerald Kennedy (JFK), procedente de Washington y portando las banderas de Estados Unidos y del Vaticano. 

El Papa fue recibido sobre la pista por miembros del clero, incluido el nuncio apostólico Bernardito Auza, representante del Vaticano ante la ONU, y otros responsables de la Iglesia. 

También le esperaban un grupo de niños, a los que un sonriente Francisco se acercó a saludar. El pontífice pasó unos minutos conversando con los pequeños, que le regalaron una colección de oraciones escrita por estudiantes de centros católicos de la ciudad. 

Uno de ellos le entregó además un muñeco del propio papa, que Francisco, entre risas, no dudó en sujetar. 

Desde la misma pista, el pontífice tomó un helicóptero para trasladarse rápidamente a Manhattan. 

Allí encabezará esta misma tarde un servicio religioso en la remozada catedral de San Patricio, en la Quinta avenida, donde ya desde hace horas se congregan multitudes para verlo de cerca. 

El Papa será recibido en las escalinatas del templo por el arzobispo de Nueva York, el cardenal Timothy Dolan, y el rector de la catedral, monseñor Robert Ritchie, además de autoridades estatales y municipales. 

Mañana viernes, Francisco estará en la sede de las Naciones Unidas, donde ofrecerá un discurso ante unos 150 jefes de Estado y de Gobierno, reunidos para aprobar la nueva agenda global de desarrollo. 

A continuación, visitará el memorial del 11S y una escuela del barrio latino de Harlem, antes de darse un baño de masas con una procesión por Central Park a la que asistirán 80,000 personas que lograron entradas en un sorteo organizado por las autoridades locales. 

Su último acto en la Gran Manzana será una misa con unos 20,000 fieles en el Madison Square Garden, antes de continuar viaje el sábado hacia Filadelfia. 

Nueva York ha puesto en marcha un inmenso dispositivo de seguridad para la visita del papa, durante la que se cerrarán al tráfico numerosas zonas del centro de Manhattan.
 

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación