Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

En Tierra Santa

Papa Francisco exhorta a la paz a israelíes y palestinos

Francisco celebró la misa en la Plaza Manger de Belén, en su segunda jornada de peregrinación por el Oriente Medio

Papa Francisco exhorta a la paz a israelíes y palestinos

Papa Francisco exhorta a la paz a israelíes y palestinos

Papa Francisco exhorta a la paz a israelíes y palestinos

El papa Francisco llegó el domingo a Belén, la cuna del cristianismo, en un gesto de apoyo simbólico a la aspiración de los palestinos de tener su propio estado, calificó de "inaceptable" el estancamiento en el diálogo de paz y oró frente a la barrera de separación israelí que rodea a esta localidad bíblica de Cisjordania.

Palestinos jubilosos gritaban "¡Viva al-Baba!" (¡Viva el papa!) cuando Francisco llegó a celebrar misa en la Plaza Manger de Belén, en su segunda jornada de peregrinación por el Oriente Medio.

Banderas palestinas gigantes con los colores rojo, blanco, verde y negro, así como banderas blancas con amarillo del Vaticano decoraron la plaza, donde se ubica la Basílica de la Natividad, construida sobre la gruta donde -según la tradición- nació Jesucristo.

Una multitud menor que agitaba banderas del Vaticano también rodeó a Francisco cuando en su desplazamiento hacia la plaza hizo una breve escala en la barrera de separación israelí que rodea tres flancos de Belén.

El pontífice salió de su vehículo sin techo e inclinó su cabeza mientras oraba en silencio frente al gigantesco muro de concreto que Israel considera necesario para su seguridad y que los palestinas aseguran dificulta la vida en Belén y se traga territorio cisjordano.

Los papas anteriores siempre llegaron a Cisjordania después de visitar primero Tel Aviv, en Israel. Sin embargo, Francisco llegó al helipuerto de Belén procedente de Jordania a bordo de un helicóptero jordano y de inmediato se dirigió a una ceremonia de bienvenida oficial y una reunión con el presidente palestino Mahmud Abbas.

A un lado de Abbas, Francisco declaró: "Ha llegado el momento de poner fin a esta situación que se ha vuelto cada vez más inaceptable".

Afirmó que es necesario que ambas partes hagan sacrificios a fin de crear dos estados, con fronteras reconocidas internacionalmente, con base en la seguridad mutua y el respeto al derecho común.

"Ha llegado la hora de que todos encuentren el valor para ser generosos y creativos en el servicio del bien común", declaró el pontífice, quien exhortó a ambas partes a abstenerse de emprender acciones que atenten contra la paz.

Abbas expresó preocupación por el reciente derrumbe de los esfuerzos de paz que tienen el apoyo de Estados Unidos y lamentó las condiciones difíciles que enfrentan los palestinos. También manifestó su esperanza para la paz.

"Su visita (de Francisco) está cargada de significado simbólico como defensor de los pobres y los marginados", agregó.

Abbas mencionó numerosas quejas contra Israel, como la continua construcción de asentamientos, la situación de miles de prisioneros palestinos, el control de Israel sobre Jerusalén oriental -la posible capital de los palestinos- y la construcción por parte de Israel del "horrible muro" que rodea a Belén.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación