Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Papa envía mensaje contra la pederastia

SEÑAL CLARA. El Papa ha demostrado que no tolerará dentro de la Iglesia a quienes abusen de los niños.

SEÑAL CLARA. El Papa ha demostrado que no tolerará dentro de la Iglesia a quienes abusen de los niños.

SEÑAL CLARA. El Papa ha demostrado que no tolerará dentro de la Iglesia a quienes abusen de los niños.

En su segundo día de Pontificado, el Papa Francisco hizo gala de una actitud completamente nueva o diferente a la hora de afrontar la pederastia, que es uno de los delitos que ha empañado a algunos sacerdotes y, por consiguiente, a la Iglesia Católica.

El periódico español El País informó que la demostración tuvo lugar el jueves, en el marco de la visita que hizo a primera hora de la mañana a la Basílica de Santa María la Mayor en Roma.

En el templo reside el cardenal estadounidense Bernard Law, de 82 años, acusado de haber encubierto a unos 250 curas pederastas entre 1984 y 2002, lapso en el que fue arzobispo de la diócesis de Boston.

Law estaba a punto de recibir la citación judicial para responder ante los tribunales estadounidenses de sus actos cuando, en diciembre de 2002, poco después de verse obligado a dimitir como arzobispo de Boston en medio del escándalo, abandonó Estados Unidos y se trasladó a Roma.

En 2004, el Papa Juan Pablo II nombró al cardenal Law arcipreste de la Basílica de Santa María la Mayor.

El sacerdote ha desempeñado ese cargo hasta noviembre de 2011, cuando fue sustituido por el cardenal español Santos Abril y Castelló. Pero Law sigue viviendo en ese templo.

El miércoles por la mañana, cuando el Papa Francisco acudió a la basílica para rezar ante una imagen de la Virgen, se encontró con él. "El cardenal Law había sido informado de la llegada del Papa y quiso estar presente en ese momento", aseveró Federico Lombardi, el portavoz vaticano.

De repente, Francisco se vio cara a cara con Law y se alejó inmediatamente de él.

"No quiero que siga frecuentando esta Basílica", aseguró, según la reconstrucción de lo sucedido que ayer publicó el diario italiano "Il Fatto Quotidiano".

El periódico sostiene que Francisco podría estar decidido a obligar al cardenal Law a entrar en un convento de clausura y cumplir así con el retiro espiritual que se anunció que llevaría a cabo cuando dimitió como arzobispo de Boston.

Esas actitudes son nuevas dentro del Vaticano, ya que los papas anteriores han tenido una manera diferente de enfrentar el asunto.

Falta descubrir el trabajo venidero de Francisco y lo que hará con otros sacerdotes que se han visto envueltos en escándalos de pederastia.

Sin duda alguna, desde su primer día, Francisco ha dado de qué hablar; no solo por su sencillez y humildad, sino también por actitudes inusuales en un pontífice, como las tomadas frente a Law.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación