Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Pandilleros MS-13 enfrentan la pena máxima en EE. UU.

Nueve están implicados en asesinatos de 2011

Las autoridades estadounidenses han realizado diversos operativos para capturar a pandilleros que operan en ese país y que están involucrados en diferentes crímenes. foto edh /Internet

Las autoridades estadounidenses han realizado diversos operativos para capturar a pandilleros que operan en ese país y que están involucrados en diferentes crímenes. foto edh /Internet

Las autoridades estadounidenses han realizado diversos operativos para capturar a pandilleros que operan en ese país y que están involucrados en diferentes crímenes. foto edh /Internet

WASHINGTON. Un gran jurado federal estadounidense acusó ayer a nueve hombres por su presunta implicación en asesinatos relacionados con la pandilla conocida como Mara Salvatrucha (MS-13), se informó oficialmente.

La acusación formal, emitida por un tribunal de Greenbelt (Maryland), reemplaza a otra presentada el 7 de marzo e involucra tres asesinatos, informó la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

Todos los acusados, presuntos miembros de ese grupo de delincuencia organizada, se encuentran bajo custodia del ICE tras haber sido detenidos, el último de ellos, Francisco Hernández, alias "Chicle", este miércoles.

Los hechos imputados datan del 10 de enero de 2011, cuando varios de los acusados, miembros de la "MS-13", apuñalaron en repetidas ocasiones a dos individuos, presuntos miembros de la Mara 18, una pandilla rival, dejando a uno de ellos muerto, según el ICE.

El 28 de agosto de 2012, otros pandilleros de la Mara Salvatrucha asesinaron a una mujer de varios disparos en la cabeza por creer que era miembro de una banda rival, según la acusación.

Meses más tarde, el 23 de febrero de 2013, otros dos miembros de la MS-13 asesinaron con un cuchillo y un machete a un presunto exmiembro de su pandilla por testificar en una corte federal contra otros pandilleros en un juicio en Maryland, según la fuente.

Los pandilleros acusados, de entre 19 y 25 años, eran residentes de una zona de Maryland en la que vive una amplia comunidad de inmigrantes centroamericanos, aunque el ICE no divulgó sus nacionalidades.

Cadena perpetua

Siete de los acusados se enfrentan a la pena máxima de cadena perpetua por conspirar para participar en actividades de delincuencia organizada, mientras que los otros dos podrían ser condenados a un máximo de 20 años de prisión.

Asimismo, dos de ellos podrían ser condenados simultáneamente a la sentencia máxima de cadena perpetua por asesinato y delincuencia organizada.

Los detenidos son: Jorge Enrique Moreno Aguilar, alias "Flaco" y "Castigato", de 20; Juan Alberto Ortiz Orellana, apodado "Chele" y "Furia", de 25; Melvin Márquez Sánchez, "Demente", de 19; Carlos Beltrán Flores, alias "Joker", de 22; Francisco Hernández, "Chicle", de 20; Wilmer Argueta, alias "Chengo" y "Happy", de 21; Eric Antonio Mejía Ramos, de apodo "Flaco", de 20; Minor Pérez Chach, "Little Bad"; Miguel Ángel Menjívar, alias "Garra" y "Masflow", de 21 años; y Bryant Sacarías, de 23 años.

Desde el inicio de la Operación Escudo Comunitario, en febrero de 2005, los agentes especiales que trabajan en conjunto con agencias federales, estatales y locales en todo el país han arrestado a más de 32,682 miembros de pandillas callejeras y asociados, vinculados a más de 2,400 bandas diferentes, informó el ICE.

Más de 423 de los detenidos eran cabecillas de alguna banda y más de 4,506 eran miembros o asociados de la pandilla "MS-13". A través de esta iniciativa, se han incautado más de 5,389 armas de fuego en todo el país, se informó. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación