Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Panamá captura barco norcoreano que llevaría armas

La embarcación llegó proveniente de Cuba, y en ella simulaban llevar un cargamento de azúcar, informó el presidente panameño en su cuenta de Twitter

. FOTO tomada de Twitter

. FOTO tomada de Twitter

. FOTO tomada de Twitter

Las autoridades panameñas capturaron un barco de bandera norcoreana proveniente de Cuba y que aparentemente llevaba misiles balísticos y otro material bélico no declarado, informó el presidente Ricardo Martinelli.

"Material venía escondido en contenedores bajo un cargamento de azúcar", dijo el gobernante la noche del lunes en su cuenta de Twitter.

Un vocero de prensa de la Presidencia, que pidió no ser identificado por no estar autorizado a dar información, confirmó a The Associated Press los dos mensajes del mandatario enviados por esa red social sobre el hecho.

La captura se realizó en una terminal portuaria de la provincia de Colón, en aguas del Caribe, a unos 80 kilómetros al norte de la capital. En Colón operan varios puertos de contenedores grandes, entre ellos Cristóbal, en la entrada del Canal de Panamá por el Atlántico.

Martinelli detalló luego a la radioemisora local RPC que desde hace varios días manejaban información de inteligencia sobre que posiblemente el buque llevaba un cargamento de drogas.

Afirmó que el capitán del navío asumió una actitud de "confrontación", le dio un ataque al corazón y hasta trató de suicidarse ante los requerimientos de información de las autoridades antidrogas y de los estamentos de seguridad panameños.

Detalló que 35 norcoreanos tripulaban la embarcación.

Aseguró que tras un amotinamiento y resistencia de la tripulación, el barco pudo ser llevado al puerto de Manzanillo, que es una terminal privada construida en una antigua base naval de Estados Unidos.

"Finalmente lo pudimos traer aquí a puerto", afirmó el presidente. "Esta es una operación netamente panameña", en la que participaron el Servicio Nacional Aeronaval y la fiscalía de drogas del Ministerio Público.

Martinelli, su ministro de Seguridad Pública, José Raúl Mulino y el fiscal primero de drogas Javier Carvallo viajaron el lunes al puerto para presenciar las tareas de descarga.

El barco llevaba en sus bodegas unos 220,000 quintales de azúcar, pero en el fondo y en contenedores iba el material bélico, que según Martinelli y el ministro Mulino se trata al parecer de cohetes balísticos o armamentos no convencionales.

"Este material al no ser declarado y al ser Panamá un país neutral, un país en paz, que no le gusta la guerra, nos sentimos muy preocupados de que material bélico y no sabemos qué otra cosa habrá... pase por el Canal de Panamá y tenga repercusiones internacionales", manifestó Martinelli.

El barco se desplazaba por las aguas del Caribe y se dirigía a Corea del Norte, según el presidente.

Martinelli recordó que hay resoluciones de Naciones Unidas sobre prohibición de tráfico de armas y que Panamá acata. El material encontrado en el buque es "una flagrante violación internacional", reiteró.

El material bélico parece abarcar "cohetes balísticos", recalcó Martinelli, aunque dijo que "es mejor que eso lo determine alguien que tenga más conocimiento en la industria de armas".

Mulino dijo a la misma radioemisora que "esto (el material bélico) es mucho más que un arma convencional. Parecieran sistemas balísticos; la verdad que es un tema muy delicado" por las resoluciones de la ONU.

Dijo que el material iba en el fondo del casco de la nave, la cual estaba siendo descargada en puerto.

Los tripulantes están bajo custodia de las autoridades antidrogas y de los organismos de seguridad panameños, que les brindaban atención humanitaria, agregó el ministro.

Mulino detalló que esto comenzó hace más de una semana por información de inteligencia de la fiscalí­a de drogas que indicaban la posibilidad de que el buque llevara sustancias ilícitas.

"Despertó sospecha por la reacción violenta del capitán", aseguró.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación