Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Padres de los "43" reclaman a Peña Nieto falta de resultados

Presidente mexicano ofrece reforzar la búsqueda de los estudiantes desaparecidos

Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos atienden a los periodistas en el centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro Juárez" y acudieron a la residencia presidencial Los Pinos para reclamar justicia.

Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos atienden a los periodistas en el centro de Derechos Humanos "Miguel Agustín Pro Juárez" y acudieron a la residencia presidencial Los...

Los padres de los 43 estudiantes desaparecidos atienden a los periodistas en el centro de Derechos Humanos \"Miguel Agustín Pro Juárez\" y acudieron a la residencia presidencial Los Pinos para reclamar justicia.

MÉXICO. A pesar de que anoche el presidente de México, Enrique Peña Nieto, anunció una serie de acuerdos logrados con los padres de 43 estudiantes desaparecidos hace más de un mes en Iguala, Guerrero, los familiares recalcaron que los compromisos del gobierno federal son insuficientes.

Entre los acuerdos del mandatario está fortalecer los esfuerzos de localización con un plan renovado de búsqueda.

Al cabo de una reunión de casi seis horas con las familias en la residencia presidencial de Los Pinos, el mandatario dijo que se acordó también crear una comisión mixta de seguimiento e información "con el propósito de mantenerlos informados cotidianamente del curso de las investigaciones".

Peña Nieto expresó su compromiso personal de "ir al final de las investigaciones" y dar con los responsables de la desaparición de los estudiantes de una escuela rural para maestros el pasado 26 de septiembre en Iguala, en el sureño estado de Guerrero, a manos de policías y criminales.

Pero en una conferencia aparte, los padres de familia se mostraron molestos y enfatizaron que en el resultado que quieren es que los estudiantes sean rescatados y sean devueltos a sus familias.

"No confiaremos en el gobierno federal hasta que no encuentren a los normalistas vivos", declaró un padre, "dejen de buscarlos en fosas".

"Si su usted no se cree competente para darnos resultados, entonces que CIDH (Comisión Interamericana de Derechos Humanos) vengan a buscara los a normalistas", exigieron.

Los familiares criticaron la falta de interés del gobierno en el caso y la escasa información que proporcionan las autoridades y exigieron.

"No hay respuesta por ningún lado, pero no nos vamos a cansar de buscarlos", declararon los padre de familia.

"La reunión de hoy no ha sido satisfactoria... esperábamos escuchar una respuesta que llenara nuestras expectativas", explicaron.

Por su parte, representantes estudiantiles reiteraron su desconfianza en cómo el gobierno ha manejado el caso y exigieron hechos y "la presentación con vida de nuestros compañeros".

Los parientes de los estudiantes exigieron que solo admitirán pruebas de ADN que practiquen los expertos argentinos, la no criminalización de normalistas. Además, dijeron, emplazaron al gobierno a regresar a los jóvenes con vida.

Anunciaron que la próxima reunión será hasta que haya resultados en la búsqueda.

Protestas

También ayer, estudiantes de unas 80 universidades convocaron a la población a participar en el segundo día global por Ayotzinapa el próximo 5 de noviembre, en el que se contempla un segundo paro nacional en instituciones de educación superior y bachillerato, así como una marcha de Los Pinos al Zócalo.

En una toma pacífica de Radio UNAM, un grupo de casi 150 estudiantes exigió la presentación de los 43 normalistas desaparecidos de Iguala, Guerrero.

Más temprano, decenas de maestros atacaron ayer la residencia oficial del nuevo gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega, al término de una marcha para pedir su renuncia y el retorno con vida de los 43 estudiantes desaparecidos hace un mes.

Unos 70 integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg) encapuchados y con palos y picos en mano intentaron derribar una de las puertas de la residencia ubicada en Chilpancingo, capital del sureño estado de Guerrero.

Las fuerzas de seguridad respondieron con petardos y piedras, lo que enfureció a los maestros, que utilizaron un poste de madera para tirar la puerta. Asimismo, incendiaron un vehículo oficial.

Sin embargo, un 500 agentes antidisturbios reforzaron la seguridad de la residencia, lo que disuadió al grupo de manifestantes.

El incidente se produjo al final de una marcha en que participaron unos 1,000 maestros de la Ceteg, un sindicato que ha protagonizado numerosas protestas contra la reforma educativa impulsada por el presidente Enrique Peña Nieto y ahora por la desaparición de estudiantes.

Los maestros exigen la renuncia de Ortega, quien el domingo fue elegido por el Congreso de Guerrero como gobernador interino en sustitución de Ángel Aguirre, porque no fue elegido por el pueblo y la aparición de los 43 estudiantes.

Aguirre, del izquierdista Partido de la Revolución Democrática (PRD), dimitió el jueves pasado presionado por el malestar social generado por los hechos violentos del 26 de septiembre en Iguala.

Ese día policías atacaron a tiros a estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa presuntamente por órdenes del entonces alcalde de Iguala, José Luis Abarca, causando la muerte a seis personas y heridas a 25 más.

Además, de acuerdo con la investigación, los policías detuvieron a 43 estudiantes y los entregaron al cártel Guerreros Unidos, cuyo líder, Sidronio Casarrubias, ordenó su desaparición creyendo que se trataba de miembros de Los Rojos, un grupo criminal rival.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación