Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Otro ataque en Turquía deja a policías heridos

Una atacante fue abatida por la policía, informaron

Policías detienen a un hombre junto a la comisaría atacada por dos personas ayer en Estambul, Turquía. fotos EDH /EFE

Policías detienen a un hombre junto a la comisaría atacada por dos personas ayer en Estambul, Turquía. fotos EDH /EFE

Policías detienen a un hombre junto a la comisaría atacada por dos personas ayer en Estambul, Turquía. fotos EDH /EFE

ESTAMBUL. Las fuerzas de seguridad turcas abatieron a una mujer y detuvieron a un hombre que atacaron ayer con armas automáticas y explosivos la jefatura de Policía de Estambul, en el segundo día consecutivo en el que se perpetran atentados contra edificios oficiales.

El ataque tuvo lugar cuando dos personas arrojaron una granada y empezaron a disparar contra el edificio de la Dirección Central de Policía de Estambul, situado en la calle Vatan del barrio de Fatih, una arteria muy transitada.

Al responder la policía al fuego, una de los dos asaltantes, una mujer pelirroja vestida con pantalones y jersey, quedó tendida sin vida sobre el pavimento junto con un fusil de tipo kalashnikov y una pistola.

Poco después, los artificieros de la policía hicieron detonar dos granadas de mano que la joven llevaba encima, según el diario "Radical".

"La Dirección de Policía de Estambul fue atacada por dos personas, una de ellas una mujer. La mujer terrorista, que llevaba un arma automática y una bomba, murió durante el tiroteo; el otro asaltante huyó herido y un policía fue levemente herido", declaró a la prensa el gobernador de Estambul, Vasip Sahin.

Algo más tarde, un comunicado de su oficina elevó a dos el número de agentes heridos de levedad en el tiroteo.

Poco después del asalto fue detenido el sospechoso herido, así como otros 13 sospechosos, dado que se cree que podría haber hasta cinco personas implicadas en el ataque, señala el diario "Hürriyet".

El asalto no ha sido reivindicado aún, pero se produjo un día después de que dos supuestos miembros del grupo de ultraizquierda Partido-Frente Revolucionario de Liberación Popular (DHKP-C) tomaran como rehén a un fiscal en el Palacio de Justicia de Estambul.

Tanto los dos secuestradores como el fiscal, Mehmet Selim Kiraz, murieron durante la operación de rescate, que se lanzó tras seis horas de negociación.

El diario "Hürriyet", citando fuentes policiales, asegura que la policía ya ha identificado a la asaltante muerta de ayer, que se llamaría Elif Sultan Kalsen.

Esta identidad fue inicialmente atribuida a una mujer que se inmoló el 31 de enero en una comisaría de Estambul, aunque la familia lo desmintió y el ataque se acabó vinculando a corrientes islamistas.

En aquel caso, el propio DHKP-C había confirmado en un primer momento la identidad de Kalsen, antes de retirar la reivindicación y pedir disculpas por el extraño error.

La jornada de ayer estuvo también marcada por el entierro multitudinario de Kiraz en Estambul y una operación de las fuerzas antiterroristas en la que fueron detenidas 22 personas sospechosas de ser miembros del DHKP-C en la ciudad meridional de Antalya, así como otras cinco en Eskisehir y cinco en Esmirna, situadas en el oeste de Turquía.

Durante la operación se registraron domicilios y se decomisaron ordenadores y documentos, ya que según los servicios secretos se temía la preparación de otro ataque.

La mayoría de los detenidos son estudiantes, señalan medios locales.—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación