Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ortega no responde a Iglesia, dice obispo

El sandinista no ha dado respuestas a los temas "de fondo" planteados por la Iglesia Católica en la reunión del 21 de mayo

El gobernante sandinista Daniel Ortega y su esposa, la primera dama, Rosario Murillo. foto edh/tomada de El nuevo diario

El gobernante sandinista Daniel Ortega y su esposa, la primera dama, Rosario Murillo. foto edh/tomada de El nuevo diario

El gobernante sandinista Daniel Ortega y su esposa, la primera dama, Rosario Murillo. foto edh/tomada de El nuevo diario

Madrid. El gobernante de Nicaragua, Daniel Ortega, no ha dado respuestas a los temas "de fondo" planteados por la Iglesia Católica en la reunión del 21 de mayo pasado, afirmó ayer el obispo de Estelí, Albelardo Mata, al canal 12 de televisión local.

"La cuestión de fondo que afecta a la visión del país, eso es bastante difícil, no ha habido ninguna respuesta", dijo Mata, al ser interrogado sobre los frutos del diálogo entre la Conferencia Episcopal de Nicaragua (CEN) y el mandatario.

La reunión entre ambas partes fue catalogada como un momento cumbre en el contexto político nicaragüense porque era la primera vez que Ortega se reunía con un sector crítico de su gobierno, como son los obispos.

Mata confirmó que si bien la CEN presentó seis puntos de diálogo a Ortega el 21 de mayo, había dos "de fondo".

"Las peticiones nuestras eran muy de fondo, a llamar al diálogo nacional y garantizar elecciones transparentes y con observación nacional", dijo.

En la reunión, la CEN solicitó al gobernante sandinista "la realización de un gran diálogo nacional en el que participen todos los sectores".

También pidió a Ortega que "ofrezca su palabra de honor para garantizar en el 2016 para Nicaragua un proceso electoral presidencial absolutamente transparente y honesto, con nuevos y honorables miembros al frente del Consejo Supremo Electoral (CSE)".

Hasta ahora Ortega no se ha pronunciado sobre las peticiones de los obispos.

"Creemos que está reflexionando y ojalá esté así", dijo Mata.

En el encuentro que se celebró en la Nunciatura Apostólica al sur de Managua, participaron Ortega, la primera dama nicaragüense Rosario Murillo y la hija de ambos Camila Ortega.

Por parte de la Iglesia estuvieron la mayoría de los obispos, entre ellos los cardenales Leopoldo Brenes y el cardenal emérito Miguel Obando, quien fue invitado por Ortega a participar.

El Episcopado nicaragüense ha sido crítico con Ortega desde que asumió el poder el 10 de enero de 2007, especialmente en el tema de la reelección presidencial, que abiertamente rechazan, y el de la institucionalidad.

Tras el diálogo, el presidente de la Conferencia Episcopal nicaragüense, monseñor Sócrates René Sándigo, dijo: "Pedimos que se apunte a unas elecciones en 2016 con la mayor transparencia posible para que el pueblo nicaragüense deje de vivir en esa inquietud de que si las elecciones son o no transparentes y honestas".

Hasta el momento del diálogo, la tensión había marcado las relaciones entre Ortega, quien fue reelegido en noviembre de 2011, en medio de una polémica candidatura, y la jerarquía católica, que cuestiona la supuesta "vulnerabilidad" de la democracia en Nicaragua y denuncia presuntos abusos por parte del Gobierno.

—AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación