Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Ortega dará las órdenes directas a Policía Nacional

Asamblea avala ley que le otorga más poderes

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega (izq.) junto a la directora de la Policía Nacional, Aminta Granera, durante una revista a las tropas. foto edh / archivo

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega (izq.) junto a la directora de la Policía Nacional, Aminta Granera, durante una revista a las tropas. foto edh / archivo

El presidente de Nicaragua, Daniel Ortega (izq.) junto a la directora de la Policía Nacional, Aminta Granera, durante una revista a las tropas. foto edh / archivo

NICARAGUA. La mayoría oficialista en la Asamblea Nacional de Nicaragua aprobó ayer, sin discusión parlamentaria, una ley que deja a la institución policial del país bajo el mando directo del presidente nicaragüense, Daniel Ortega.

La Ley de Organización, Funciones, Carrera y Régimen Especial de Seguridad Social de la Policía Nacional fue aprobada con 63 votos a favor de los sandinistas, 26 en contra y ninguna abstención, en una sesión en la que estuvieron presentes 89 de los 92 miembros del pleno, dijo el titular del Congreso, el oficialista René Núñez.

Uno de los puntos esenciales y más polémicos de la nueva legislación es que la Policía de Nicaragua ya no estará bajo la jurisdicción del Ministerio de Gobernación sino que recibirá las órdenes directamente del presidente de la República.

La nueva ley "convierte" a la Policía "en una institución partidaria, porque en vez de someterla a la voluntad de las leyes, se somete al presidente, y debe ser obediente", criticó el diputado Pedro Joaquín Chamorro Barrios, de la opositora Bancada Partido Liberal Independiente (Bapli).

Chamorro Barrios también mostró su preocupación porque le prohíbe las investigaciones privadas.

El jefe del grupo parlamentario Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN), Edwin Castro, explicó por su parte que la prohibición de las investigaciones privadas es para aquellas que violan los derechos constitucionales de las personas, sin más precisiones.

Por su lado, el diputado disidente sandinista Víctor Hugo Tinoco acusó al Gobierno de Ortega de realizar fraudes electorales, reformas a la Constitución a su favor y asumir de forma directa el mando del Ejército y de la Policía de Nicaragua.

"Ese camino no hace mucho lo transitó la familia Somoza (que gobernó Nicaragua de 1937 a 1979), ahora la familia Ortega-Murillo", dijo Tinoco.

La nueva legislación entrará en vigor una vez que sea publicada en La Gaceta, Diario Oficial.

La ley convertirá a Ortega en el primer presidente que dictará órdenes de forma directa, tanto a la Policía Nacional como al Ejército de Nicaragua, desde la caída de la dictadura de los Somoza (1937-1979).

El proyecto de ley que envió Ortega a la Asamblea Nacional proponía extender la carrera de los oficiales y garantizar la existencia del Instituto de Seguridad Social y Desarrollo Humano (Issdhu), según publicó el periódico nicaragüense El Nuevo Diario.

"En la iniciativa se establece que el presidente de la República, como Jefe Supremo de la Policía Nacional, podrá extender o retirar al primer comisionado", dice la publicación de abril pasado.

De acuerdo al documento presentado, también se habilita a los policías a estar bajo "comisión de servicio externo", para ejercer funciones en el Poder Ejecutivo cuando sea de interés nacional, indica el diario.

Asimismo explica que la Policía aplicará medidas de seguridad en un perímetro no menor a los 300 metros de la sede del Gobierno, dice el proyecto de ley.

Y añade que los oficiales tendrán una carrera de 40 años de servicio, o hasta los 65 años de edad y reincorporar a los oficiales en retiro. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación