Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Corea del Sur

Ordenan el arresto del capitán del ferry que naufragó

Mientras, subdirector de escuela se suicidó, luego que la mayoría de estudiantes de su escuela figuren entre los desaparecidos del accidente. Él sobrevivió.

Ordenan el arresto del capitán del ferry que naufragó

Ordenan el arresto del capitán del ferry que naufragó

Ordenan el arresto del capitán del ferry que naufragó

Autoridades de Corea del Sur emitieron una orden de arresto en contra del capitán del transbordador que se hundió frente a la costa, un accidente en el que murieron al menos 28 personas y unas 270 permanecen desaparecidas, informó CNN.

Según el medio, otros dos miembros de la tripulación también enfrentan detención, dijo un vocero de la investigación conjunta de la fiscalía y la policía.

El vocero no dio ningún detalle adicional.

La causa del accidente aún no se conoce, pero un fiscal coreano dijo que el capitán, Lee Joon Suk, no estaba en el cuarto de mando cuando el barco empezó a hundirse; un tercer compañero estaba en el timón.

"No está claro dónde estaba (el capitán) cuando se produjo el accidente, aunque está claro que él no estaba en la sala de mando antes de que el accidente ocurriera", dijo este viernes el fiscal estatal Jae-Eok Park.

El capitán es una de al menos 179 personas rescatadas.

Otro de los sobrevivientes, el subdirector de una preparatoria cuyos alumnos iban de viaje a Jeju, fue encontrado colgado de un árbol, informó la policía. Unos 300 estudiantes de la preparatoria Ansan Danwon eran pasajeros del transbordador.

El subdirector Kang Min Kyu, de 52 años, fue una de las primeras personas en ser rescatadas.

Continúa la búsqueda

Los buzos se apresuran a llegar a los cientos de personas que posiblemente aún están dentro del barco hundido, reporta CNN.

Este viernes, los rescatistas pudieron entrar al casco del transbordador y dos incluso lograron entrar en la segunda cubierta —la de carga— informó la Guardia Costera de Corea del Sur. Pero no encontraron ningún cuerpo y la marea los obligó a salir.

"La línea de guía que une el barco hundido y un buque de rescate se cortó", señaló la Guardia Costera. "Aún así, la entrada al barco está abierta, y tenemos la intención de reanudar la operación para entrar".

Sin embargo, las esperanzas de encontrar a los desaparecidos atenuaron cuando el barco se sumergió completamente este viernes. Hasta ahora, parte del casco azul y blanco de la nave seguía flotando en las gélidas aguas del mar Amarillo.

Además de eso, los buzos deben lidiar con fuertes vientos y aguas agitadas.

"Hay fuertes corrientes de la zona. Así que el propio buque no es estable en el agua. Así que estás, por consecuencia, poniendo en riesgo los buzos", dijo a CNN el capitán Heidi Agle, de la Marina de Estados Unidos, que está ayudando en la búsqueda.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación