Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Opositores venezolanos reciben fuerte apoyo en Washington

La diputada María Corina Machado, perseguida por el régimen de Nicolás Maduro, arribó ayer a la capital estadounidense con representantes de Voces de Venezuela. Ella hablará hoy ante la OEA

Opositores venezolanos reciben fuerte apoyo en Washington

Opositores venezolanos reciben fuerte apoyo en Washington

Opositores venezolanos reciben fuerte apoyo en Washington

La diputada de la oposición venezolana, María Corina Machado, recibió ayer un fuerte apoyo de estudiantes, académicos, analistas y venezolanos residentes en Washington, al iniciar su gira de dos días en la que disertará hoy ante la Organización de Estados Americanos (OEA).

Panamá cedió su silla en el Consejo Permanente para que la oposición del país sudamericano le hable hoy al mundo sobre la crisis venezolana.

En una presentación en el tanque de pensamiento Centro Internacional de Estudios Estratégicos (CSIS por sus siglas en inglés), Machado llegó junto atres representantes del llamado movimiento "Voces de Venezuela", quienes fueron recibidos con la ovación de más de 300 personas que coparon la capacidad del auditorium.

La diputada opositora aseguró que el proceso de cambio iniciado a través de las protestas contra el régimen de Nicolás Maduro es "irreversible" y que los estudiantes "han arrebatado la máscara democrática" al gobernante venezolano.

"Venezuela ha despertado, nos estamos moviendo y el mundo va a saber que este proceso es irreversible. Vamos a luchar hasta que conquistemos la democracia y la libertad", dijo.

La diputada acusó a Maduro de desatar una "política estatal de tortura y represión" y consideró necesario "mantener una enorme presión ciudadana sobre los pilares sobre los que este régimen se ha apuntalado y que ya están seriamente debilitados".

Machado se mostró "esperanzada" sobre el futuro de las protestas que vive Venezuela desde el 12 de febrero y "absolutamente convencida de que habrá cambio" en el país.

Consideró que el movimiento actual es "muy diferente" a otros que han fracasado en el pasado en Venezuela, por ser "más amplio, más transversal" a todos los sectores sociales y porque en otras ocasiones había "decenas de líderes, y hoy somos millones de líderes".

Aseguró que le preocupa la persecución política en su contra. El régimen de Maduro ha interpuesto una demanda contra ella: la acusa de crímenes como incitar a la violencia y ser la responsable de las muertes. Preguntada sobre qué le espera cuando regrese a Caracas de su visita a Washington, Machado respondió: "según ellos han dicho, lo que me espera es la cárcel".

La legisladora aseguró que los cargos contra el líder opositor Leopoldo López, recluido en una prisión militar, se presentaron "como ejemplo de lo que puede pasar a cualquiera que se atreva a hablar contra el régimen, y lamentó también la detención de los alcaldes opositores de San Cristóbal y San Diego.

Agradeció a los pueblos de los países latinoamericanos y del viejo mundo que han mostrado solidaridad con su país; criticó a los gobiernos que, al ser beneficiados con recursos del régimen venezolano, como petróleo y efectivo, se han quedado callados.

Denunció la existencia de los presos políticos y de cientos de estudiantes que están detenidos y que han sido torturados en las sedes de la Guardia Nacional, y de los 31 muertos.

La diputada opositora consideró que es "una tragedia" la respuesta que ha dado hasta ahora la OEA a las protestas que vive Venezuela: una declaración que llama a continuar el "diálogo nacional" en el país suramericano.

"Es una tragedia, porque la OEA tiene un instrumento poderosísimo, del cual los latinoamericanos, todos en las Américas nos debemos sentir orgullosos, que es la Carta Democrática Interamericana, que establece un compromiso colectivo en la promoción y defensa de la democracia", indicó Machado.

Indicó que cada día son más los efectivos del ejército y de los cuerpos de seguridad que se niegan a atacar a su propio pueblo, porque los militares también han pagado una alta factura con el régimen chavista, al estar ahora subordinados con manuales y hasta cuadros militares del régimen cubano.

La resistencia crece

La rueda de preguntas y respuestas de la diputada estuvo moderada por Peter Schechter, especialista en estudios latinoamericanos en Washington y Carl Meacham, director del CSIS.

Machado estuvo acompañada por el líder estudiantil venezolano Carlos Vargas, el líder sindical Iván Freites y de Rosa Orozco, madre de la estudiante de 23 años Geraldine Moreno, que murió hace un mes durante las protestas en la localidad de Naguanagua.

Vargas representó el rostro de la juventud que se ha volcado a las calles con la premisa que el Socialismo del Siglo XXI no les ofrece ninguna oportunidad para afrontar su futuro con seguridad, trabajo y progreso.

"No somos un movimiento ideológico. Por lo que estamos luchando es por nuestro derecho a tener un futuro de progreso donde podamos formar nuestras propias familias, tener seguridad y ver una Venezuela reconciliada y viendo hacia delante con respeto a la democracia", acotó Vargas.

Por su parte, Orozco, entre lágrimas, pero sin perder el temple, dijo que de Venezuela no la sacan y que luchará hasta conseguir los cambios democráticos que el país pide a gritos y por lo que perdió la vida su hija hace un mes.

"Hasta ahora no sé qué guardia nacional fue el que mató a mi hija, se supone que ellos están para defender al pueblo, pero ahora nos reprimen con salvajismo porque gozan de impunidad", dijo.

Machado y la delegación asistirán hoy a la OEA y se espera también una marcha de venezolanos y de otros países, que llegarán hasta la sede del organismo hemisférico, en Washington, para exigirle que intervenga en la crisis política que atraviesa la nación petrolera.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación