Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Opositores piden la paz y la OEA no indagará la crisis

Guardias dispersan a jóvenes con gases y balas

Manifestantes e integrantes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) durante una protesta contra el gobierno del presidente Maduro. foto edh / EFE

Manifestantes e integrantes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) durante una protesta contra el gobierno del presidente Maduro. foto edh / EFE

Manifestantes e integrantes de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) durante una protesta contra el gobierno del presidente Maduro. foto edh / EFE

VENEZUELA. Mientras sectores de la oposición venezolana pidieron paz anoche durante una protesta pacífica por la muerte de 21 personas en estas últimas semanas, guardias venezolanos dispersaron con gases y balas de goma a otros jóvenes. Y la OEA se limitó a lamentar las muertes, ya que no enviará ninguna misión para indagar la crisis en Venezuela.

Anoche estudiantes vestidos de blanco de diversas universidades de Venezuela encendieron velas en una plaza pública para pedir paz en el país, ya que en la víspera agentes de la Guardia Nacional y grupos de motorizados se enfrentaron a opositores dejando dos muertos más, con lo que suman 21 muertes en casi un mes de protestas.

Pero en otra plaza, en el municipio Chacao, al este de Caracas, agentes de la Guardia Nacional dispersaban con bombas lacrimógenas y balas de goma a jóvenes, muchos de ellos encapuchados, que protestaban lanzando piedras y bombas caseras.

También en los estados Bolívar, al sureste, y Mérida, al oeste, se registraron ayer enfrentamientos entre manifestantes y la Guardia Nacional.

Sin embargo, la Organización de Estados Americanos (OEA) emitió ayer una resolución en la que deja claro que no enviará una misión a indagar lo que sucede en Venezuela. Sólo pidió que continúe el diálogo, lamentó las muertes y expresó solidaridad con ese país.

Por su parte, expresidentes de la región como Óscar Arias (Costa Rica), Fernando Henrique Cardoso (Brasil), Ricardo Lagos (Chile) y Alejandro Toledo (Perú) se han mostrado preocupados y alarmados por lo que pasa en Venezuela.

Los exmandatarios critican la "represión desproporcionada" de las fuerzas chavistas, el hostigamiento a la prensa y las detenciones de opositores, por lo que condenan esos hechos y urgen a un "debate constructivo" bajo los cánones de la democracia. —AGENCIAS

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación