Lee la versión Epaper
Suscríbase
Lee la versión Epaper

Oposición recrimina cara a cara fracaso a chavistas

Los exponentes opositores trataron los temas de los presos, desabastecimiento e inseguridad

En la mesa de diálogo que inició ayer participaron Nicolás Maduro (a la derecha) y Henrique Capriles (en el extremo izquierdo). foto edh / reuters

En la mesa de diálogo que inició ayer participaron Nicolás Maduro (a la derecha) y Henrique Capriles (en el extremo izquierdo). foto edh / reuters

En la mesa de diálogo que inició ayer participaron Nicolás Maduro (a la derecha) y Henrique Capriles (en el extremo izquierdo). foto edh / reuters

VENEZUELA. El régimen y la oposición comenzaron ayer el diálogo en Venezuela para tratar de encontrar salidas a la crisis política en el país en presencia de una representación de tres cancilleres de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y del nuncio en Caracas, Aldo Giordano.

Con más de tres horas de retraso con relación al horario inicialmente previsto, el gobernante, Nicolás Maduro, dio por iniciada la reunión tras saludar a los asistentes, entre ellos, varios representantes de la oposición entre los que se encuentra el excandidato presidencial Henrique Capriles.

Maduro dio la bienvenida a los asistentes al primer encuentro formal y público del diálogo acordado por las partes el pasado martes tras varias reuniones de una delegación de ocho cancilleres de la Unasur.

El nuncio fue el primero en hablar para trasladar un mensaje del papa Francisco y otro del secretario de Estado del Vaticano, Pietro Parolín, quien se excusó de su ausencia al diálogo pero manifestó su disponibilidad para hacerlo en próximos encuentros.

Al cierre de esta edición, 22 participantes en la mesa de diálogo, 11 opositores y 11 chavistas, tendrían la oportunidad de participar con un límite de 10 min. cada uno.

El primero en hablar fue el jefe de la opositora Mesa de Unidad (MUD), Ramón Aveledo, y dijo que "en una democracia el diálogo debe ser la regla y no la excepción".

Preguntándose el porqué de lo público de este diálogo, Aveledo señaló que es "para vencer la desconfianza, pedimos que sea sin secretos, transparente, porque todo el país tiene derechos a saber".

Mencionó los casos de presos políticos, estudiantes "y de todos los venezolanos cuyas libertades están restringidas por luchas cívicas y sociales".

Señaló la necesidad del desarme de los colectivos "cuyos rasgos de paramilitarismo son demasiado obvios para ignorarlos" y la relevancia del tema económico y de la violencia en el país.

En cuanto a la información, aseguró que "la comunicación libre es necesaria para el diálogo nacional. En los medios hay censura y autocensura, y a los medios públicos se les usa para propaganda partidista oficial; además, tenemos la crisis de papel periódico, que pone en peligro a los medios impresos".

A su turno, el canciller de la República, Elías Jaua, exhortó a la oposición a "reconocer que en el país existen 2 modelos (...) y uno que ha ganado elecciones" y que ambos tienen que coexistir. Jaua señaló que la oposición "todavía no ha reconocido" al Gobierno nacional.

Andrés Velásquez, diputado opositor, presentó un Proyecto de Ley de Amnistía solicitando la libertad de todos los presos políticos.

"Las madres, los niños y casi todos los venezolanos estamos sufriendo porque le dinero no alcanza y el costo de la vida nos está matando, como mata la violencia a los venezolanos. No hay harina para las arepas, o no hay leche para los teteros, ni azúcar, ni jabón para bañarse y hacer mercado es humillante", agregó el diputado y explicó que estas, entre otras, "son las razones que legitiman la protesta que desde hace ya 50 días tienen jóvenes estudiantes y el pueblo venezolano", dijo.

El gobernador chavista del estado Anzoátegui, Aristóbulo Istúriz, rechazó los actos violentos que se han desarrollado alrededor de las "guarimbas" en las protestas de los últimos dos meses y aseguró que "aquí (Venezuela) no hay nadie detenido por protestar".

El secretario general de Copei, el opositor Roberto Enríquez, aseveró que "el único pacto posible es respetar la Constitución", esto en el "encuentro por la paz", que se llevó a cabo este viernes en Miraflores.

Asimismo, exhortó a Maduro a escuchar al pueblo y "rectificar", al mismo tiempo señaló que el Gobierno nacional ha "fracasado" en el intento de implantar "un modelo económico socialista", que además "es inconstitucional".

"El modelo económico que ustedes están aplicando nos ha llevado a la inflación más alta del continente, a poco crecimiento económico a pesar de tener ingresos petroleros más altos del mundo, niveles de desabastecimiento más alto del continente", señaló el dirigente.

El viceministro para el Área Económica Rafael Ramírez aseguró que han venido avanzando "en un modelo económico que ha sido exitoso.

"¿Tenemos problemas económicos? Sí. Todo país que quiere ser soberano enfrenta problemas económicos y estamos trabajando para que eso sea posible", explicó.

Cuando se cerró esta nota a las 9:30 p.m., intervenía el secretario general de Acción Democrática, Henry Ramos Allup, y aseguró que el Gobierno se ha separado del marco constitucional en su mandato. —AGENCIAS.

Lea además
Abrimos este espacio para el fomento de la libre expresión, que contribuya al debate y a la crítica constructiva. Te invitamos a hacer buen uso y a leer las normas de participación